El PP de Almonte exige al Gobierno de Sánchez que rectifique su decisión de cerrar el cuartel de Matalascañas

Cuartel de la Guardia Civil de Matalascañas

El PP de Almonte señala que el Gobierno de Sánchez e Iglesias ha decidido que los vecinos de Matalascañas no tienen derecho a contar con un acuartelamiento de la Guardia Civil abierto las 24 horas como ha sido habitual en las últimas décadas. “Así lo pone de manifiesto con su decisión de cerrar el cuartel por las tardes, prestando el servicio de atención al público sólo por las mañanas, como si la delincuencia y los problemas de los ciudadanos pudieran programarse al antojo de gobernantes incapaces”, argumentan.

“A partir de ahora y gracias al Gobierno central, bajo cuyas competencias está la organización de las tareas de la Guardia Civil y la gestión de las infraestructuras con las que el Cuerpo Armado cuenta en toda España, los vecinos de Matalacañas y los miles de visitantes que acuden al núcleo costero almonteño durante fines de semana, festivos y vacaciones, solo podrán interponer denuncias, realizar consultas y cualquier gestión que precisen en estricto horario de mañana”, dicen desde el PP de Almonte, que siguen explicando que “si alguien sufre un incidente de cualquier tipo que requiera de este tipo de gestiones, la víctima tendrá que desplazarse más de 30 kilómetros, hasta el Cuartel de la Guardia Civil de Almonte, para hacer lo que podría hacer a pocos metros de su domicilio”.

!La nula gestión, la falta de respeto por el ciudadano y la discriminación cada vez más palmaria que el Gobierno de España practica con respecto a Andalucía, y Huelva en particular, no son ni siquiera disimuladas por un Ejecutivo que – delegando sus responsabilidades durante la pandemia en la Comunidades Autónomas y la Unión Europea -, está más preocupado por afianzarse en el poder a toda costa que por cumplir con una gestión eficaz y diligente en un momento en que los ciudadanos lo están pasando mal”, sostienen en el Partido Popular de Almonte, donde se considera que “recortar los servicios que la Benemérita presta en el núcleo de Matalascañas es una temeridad y desde el Partido Popular de Almonte vamos a emprender las acciones que sean necesarias para revertir esta situación y dejar este acuartelamiento de nuevo a pleno rendimiento durante las 24 horas del día”.

“Los argumentos esgrimidos por la Subdelegación del Gobierno en la provincia no son más que excusas pueriles que pretenden tapar las vergüenzas al Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos y justificar lo que no tiene justificación, ya que estamos ante un Gobierno que se inhibe de las tareas que le son propias y recorta sistemáticamente los servicios a pesar de estar llevando a cabo una política de subida de impuestos generalizada”, concluyen los populares.

 

El Ejecutivo condena a la inseguridad al núcleo costero parapetándose como siempre en excusas absurdas para recortar un servicio imprescindible

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*