La industria de los videojuegos para móviles seguirá creciendo al calor de la revolución 5G

Fuente: Pixabay

Aunque ya es, de lejos, el mayor segmento de videojuegos, el mercado de los videojuegos para móviles todavía tiene un enorme potencial de crecimiento para los próximos años. Bombazos exitosos como Pokémon Go y el creciente apoyo de Nintendo a este tipo de juegos, en detrimento de las consolas portátiles de toda la vida, son fuerzas motrices esenciales para el desarrollo futuro de este segmento, con una facturación total proyectada para 2021 de más de 500 millones de euros. También las versiones para móviles de los populares juegos online Fortnite tienen un gran impacto en el crecimiento de este mercado. Y la revolución 5G apunta a un crecimiento todavía mayor.

El 5G, herramienta de transformación digital imparable, podría revolucionar cómo se juega desde el móvil

La llegada del 5G a prácticamente todo el mundo está acelerando los mercados móviles. Los usuarios cada vez demandan mejores conexiones desde para consumir sus series preferidas en Netflix, con la máxima calidad posible, hasta para disfrutar de una partida de ruleta en plataformas como Genesis Casino online, que ofrece un casino en vivo cuya experiencia es mejor con conexiones de alta velocidad. Cada vez consumimos más ocio por internet y la llegada de las conexiones 5G, que ofrecen velocidades de hasta 1 Gbps, abrirá nuevos horizontes para experiencias lúdicas impensables hasta nuestros días.

Hasta la fecha, uno de los escollos con los que se encontraban los videojuegos móviles era la velocidad. Pues bien, todo cambia con las redes móviles 5G. Descargar videojuegos desde el móvil sin wifi será cosa de coser y cantar. Y jugar en modo multijugador a grandes clásicos como el PUBG será una experiencia totalmente fluida, gracias a las bajísimas latencias que ofrece la tecnología 5G. En este escenario, lo lógico es que el segmento del videojuego móvil siga su ascenso imparable.

La industria de los videojuegos para móviles se consolida en nuestro país, especialmente en Cataluña

La capital catalana se está convirtiendo en el hub de referencia en lo que a videojuegos móviles se refiere, frente a Madrid, más centrada en la producción de videojuegos para sistemas tradicionales. Hay que remontarse al 2005, cuando tuvo lugar el primer congreso sobre videojuegos móviles, el GameLab. Luego llegaría el Mobile World Congress y con él un interés renovado por Barcelona como capital del juego móvil. También los esfuerzos formativos impulsados desde la Generalitat han colaborado a esta consolidación, con una apuesta decidida por la formación de desarrolladores de videojuegos para móviles.

Fuente: Pixabay

En conclusión, la industria de los videojuegos para móviles ha llegado para quedarse. Incluso uno podría augurar sin gran margen de error que terminará convirtiéndose en la reina de toda la industria en un futuro no muy lejano. El apoyo cada vez mayor de las grandes empresas de videojuegos, el auge de los videojuegos multijugador con bases de usuarios masivas, las constantes mejoras en los móviles y la consolidación de las redes de conectividad móvil crean el escenario perfecto para el continuo crecimiento de este sector. El móvil parece decidido a robarle el cetro tanto a las videoconsolas como a los ordenadores de toda la vida.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*