Velasco avanza que la Junta reforzará el apoyo al comercio, artesanía, hostelería y agencias de viajes

El comercio será uno de los sectores que se verá beneficiado de las medidas para impulsar la recuperación
El consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, ha destacado que “el Ejecutivo autonómico reforzará el apoyo al sector del pequeño y mediano comercio y la artesanía, la hostelería y el turismo“, ante los estragos que la crisis derivada de la pandemia viene provocando. Así se ha pronunciado en el Pleno del Parlamento, que ha convalidado el decreto ley por el que se establecen medidas urgentes para el mantenimiento de la actividad en dichos ámbitos económicos. Este texto legal establece una dotación de 46,1 millones de euros para conceder ayudas directas a pymes de 1.000 euros.

Velasco ha remarcado que “la grave situación por la que están atravesando comerciantes, hosteleros y agentes de viajes precisa de la adopción inmediata de medidas de excepción con las que se pretende contribuir a evitar el cierre definitivo de sus negocios, la pérdida de empleo y el daño irreversible de una estructura productiva y social”.

Esta nueva norma regula la concesión de dos líneas de subvenciones diferenciadas, gestionadas por la Consejería de Transformación Económica. La primera estará destinada al comercio minorista y al tejido artesanal con un presupuesto de 26,4 millones, y la segunda, dotada con 19,7 millones y dirigida a la hostelería andaluza, incluye a los establecimientos de alojamientos turísticos, las agencias de viaje y los negocios de restauración.

Para acogerse a estas ayudas, que se concederán en régimen de concurrencia no competitiva, es decir, por orden de presentación de la solicitud hasta el agotamiento del crédito asignado, se establece como requisito indispensable tener la condición de pyme, es decir, contar con una plantilla inferior a los 250 trabajadores y un volumen de negocio anual no superior a los 50 millones.

Entre otras condiciones, se encuentran la de conservar el domicilio fiscal en Andalucía, desarrollar la actividad con anterioridad al 14 de marzo y mantenerla vigente hasta el día de inicio del plazo de presentación de solicitudes. Asimismo, estas pymes tendrán que acreditar una caída de ventas o ingresos motivada por la pandemia de, al menos, un 20% en 2020 respecto a 2019 y demostrar que no se encontraban en situación de crisis a 31 de diciembre de 2019.

Por otro lado, el consejero de Transformación Económica ha puesto de manifiesto que el Gobierno andaluz ha tenido “muy presente la situación de urgente necesidad económica” por la que muchas de estas pymes vienen atravesando. Por ello, ha aclarado que estas subvenciones se tramitarán por la vía rápida, a través de un novedoso sistema administrativo, que la Junta va a emplear por primera vez. “Dicho sistema permitirá resolver en dos meses las solicitudes presentadas y hacer efectivos los pagos de forma inmediata, a través de una transferencia bancaria a la cuenta del beneficiario”, ha apostillado.

La medida se incluye en el Plan de apoyo a la pyme y a los autónomos suscrito el pasado noviembre entre la Junta y la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), la Asociación de Autónomos (ATA) y las Cámaras de Comercio y dotado con 667 millones de euros.

Sectores estratégicos

En Andalucía, comercio, turismo y hostelería son sectores estratégicos con un importante peso en la economía. En concreto, la aportación previa a la crisis de los sectores comercial y hostelero al PIB andaluz fue de un 16,2%. En 2020, según datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), el número de pymes comerciales y de hostelería inscritas en la Seguridad Social ha experimentado un descenso del -5,7%. Como consecuencia de esa caída, se ha pasado de las 87.053 pymes en 2019 a las 82.115 en 2020, lo que ha implicado una pérdida de puestos de trabajo del -12,5% (-56.544 trabajadores). En lo que respecta a trabajadores autónomos en ambos sectores, el descenso ha sido muy moderado (-0,3%), lo que representa 676 autónomos menos.

El turismo también se ha visto golpeado por la pandemia, debido al desplome de esta industria a nivel mundial y a las restricciones a la libre circulación. En 2019 Andalucía atrajo a 32,5 millones de turistas, que generaron ingresos por valor de 22.640 millones de euros (equivalente al 13% del PIB regional) y dieron empleo a 424.500 trabajadores. La parálisis por el coronavirus ha provocado la pérdida 19,2 millones de turistas en 2020 y una reducción de 15.000 millones de euros en ingresos, además de una pérdida de empleo del -13,5%.

El Parlamento convalida el decreto ley que contempla una dotación de 46,1 millones a través de ayudas directas a las pymes de estos sectores para mantener su actividad

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*