Andalucía prohíbe desde el sábado la venta de bebidas alcoholicas de más de 21 grados a partir de las18.00 horas

las bebidas espirituosas no pueden considerarse como productos de primera necesidad

La compra de bebidas espirituosas está asociada a reuniones de determinados estratos etarios de la población, cuyo horario actual de ocio seria coincidente con la ampliación permitida, evidenciándose en estas reuniones asociadas al consumo de alcohol una relajación de las medidas de prevención personales, por lo que se puede facilitar las transmisión del coronavirus

La Junta de Andalucía prohíbe desde este sábado, 13 de febrero, la venta de bebidas espirituosas con un contenido de alcohol superior a 21 grados a partir de las 18.00 horas en municipios con una tasa de incidencia acumulada superior a 500 casos de Covid-19 por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Esta medida se ha adoptado en el marco de las medidas de lucha contra la pandemia del coronavirus que causa la Covid-19.

La prohibición ha entrado en vigor a las 0.00 horas de este sábado, 13 de febrero, tras su publicación ayer viernes en una orden de la Consejería de Salud y Familias recogida en una edición extraordinaria del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

Así, entre los establecimientos que pueden abrir más allá de las 18.00 horas en dichos municipios se especifica ahora que figuran “los establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, excluidas las bebidas espirituosas con un contenido de alcohol superior a 21 grados, productos y bienes de primera necesidad”.

La orden argumenta que “las bebidas espirituosas no pueden considerarse como productos de primera necesidad que justifiquen una excepción de movilidad de las personas dentro de un municipio con alta incidencia de Covid-19″. Además, “la adquisición de bebidas espirituosas está asociada a reuniones de determinados estratos etarios de la población, cuyo horario actual de ocio seria coincidente con la ampliación permitida, evidenciándose en estas reuniones asociadas al consumo de alcohol una relajación de las medidas de prevención personales, por lo que se puede facilitar las transmisión del coronavirus“, se insiste en la orden.

Esta prohibición de venta de bebidas alcohólicas fue una de las decisiones adoptadas el pasado miércoles en la reunión, presidida por el jefe del Ejecutivo andaluz, Juanma Moreno, del Consejo de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto. El presidente de la Junta justificó esta prohibición recordando que, en aquellos municipios donde no está suspendida la actividad no esencial, la hostelería está obligada a cerrar a las 18.00 horas, “de forma que la prohibición de venta de alcohol a partir de esa hora busca evitar el consumo en la calle y reforzar el respeto a las limitaciones”.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*