Aqualia realiza un plan especial de limpieza de imbornales y tuberías de saneamiento en Valverde

Se prevé extraer más de 15.000 kilos de residuos de bombeos de aguas residuales, alcantarillas y redes de saneamiento de Valverde del Camino

La acumulación de suciedad, papeles, plásticos de distinta naturaleza, etc. pueden provocar atascos que desemboquen en malos olores, proliferación de ratas y cucarachas, y encharcamiento de las calles

En lo que va de año, Aqualia, empresa gestora del Servicio Municipal de Aguas de Valverde del Camino, ha sacado unos 5.000 kilos de residuos de dentro de las rejillas de alcantarillas, tuberías de saneamiento y bombeos de aguas residuales del municipio. La empresa realiza durante todo el año estas labores para evitar que estas instalaciones se atasquen, pero estos días refuerza estos trabajos con previsión a las lluvias que suelen venir con la primavera.

Los residuos que normalmente encuentran en los atascos de las alcantarillas suelen ser papeles, chicles, colillas y “algunas bolsitas de excrementos de perro que la gente recoge adecuadamente pero no desecha en papeleras, o incluso restos de obra como pintura o cemento, que, aunque no es una incidencia muy generalizada, cuando se da provoca atascos importantes, ya que al fraguar dentro bloquean el paso del agua”, explican en Aqualia.

Es por esto que la empresa hace un especial llamamiento a que se haga un uso adecuado del sistema de saneamiento y se desechen correctamente todo este tipo de residuos. La mayoría de ellos se deben depositar en las papeleras y no utilizar como tal las alcantarillas, pues su cometido es desaguar el agua de lluvia y evitar así encharcamientos e inundaciones en las calles.

Las labores de limpieza se desarrollan por equipos de dos personas, el método de limpieza que generalmente se utiliza es manual. Se diseña una ruta a seguir por las brigadas de limpieza teniendo en cuenta la situación de los imbornales y los sentidos de circulación en las calles a limpiar y los trabajadores acuden con un vehículo en el que van depositando todos los residuos extraídos de los imbornales, que después irán a parar a un vertedero. Finalmente se inserta agua a presión dentro del imbornal para comprobar que el atasco ha desaparecido.

Para ello la empresa va a contar el apoyo de camiones especiales con aspiración que van acumulando todos los residuos en una cuba y una máquina de alta presión que permiten extraer toda la suciedad, tierra, hojas, papeles, etc que se acumula en el interior de estos absorbedores, lo cual se traduce en una previsión de 15.000 litros de residuos retirados.

Está prevista la limpieza de más de 1.200 imbornales, que estos días se centra en una de las zonas bajas del municipio como la Barriada de El Rollo, en la calle Santa Marta, Baldíos de Niebla, Concordia, Solidaridad y Libertad entre otras.

Este esfuerzo no tiene sentido sin una actitud responsable por parte de los ciudadanos, por eso la Empresa pide la colaboración de todos para evitar arrojar papeles, pintura, aceites, restos de obra o cualquier otro residuo a las alcantarillas, puesto que este tipo de conductas provoca atascos que pueden desembocar en malos olores, reboses, e incluso inundaciones, consecuencias nada deseables para ningún vecino.

La acumulación de suciedad, papeles, plásticos de distinta naturaleza, etc. pueden provocar atascos que desemboquen en malos olores, proliferación de ratas y cucarachas, y encharcamiento de las calles

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*