El Servicio Andaluz de Salud ejecuta un 99% de su presupuesto en 2020

De los 10.069 millones iniciales, el Servicio Andaluz de Salud recibió finalmente 11.634 millones

El aumento del presupuesto ha permitido realizar más de 17.000 contratos de refuerzo para hacer frente a la pandemia.
El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha ejecutado el 99% del presupuesto total con el que ha contado la organización sanitaria pública de Andalucía en 2020: 11.634 millones. Inicialmente, las cuentas andaluzas establecían 10.069,33 millones para el SAS, la cifra más alta de su historia y casi un 3,5% más que el año anterior, que se vio aumentada en más de 1.565 millones con motivo de la pandemia por Covid-19 (un incremento del 15,5%).

Estas dotaciones adicionales han venido tanto de aportaciones de la Junta de Andalucía mediante la redistribución de sus recursos con el objetivo de afrontar la pandemia Covid-19 con todos los recursos económicos disponibles, como de fondos estatales.

El aumento del presupuesto ha permitido realizar más de 17.000 contratos de refuerzo para hacer frente a la pandemia, la compra de material sanitario (EPIS, mascarillas, fungibles y demás útiles destinados a la atención de pacientes y a la seguridad de los profesionales) y test para la detección del coronavirus. Además, ha posibilitado afrontar un ambicioso plan de infraestructuras que ha logrado la ejecución más de mil actuaciones en centros sanitarios de todo tipo (centros de salud, distritos, laboratorios…), encaminada a reforzar el sistema sanitario para dar la mejor respuesta posible a la pandemia.

Este esfuerzo inversor va a ser continuado durante los años 2021 y 2022 para paliar los déficits de inversión en infraestructuras sanitarias de la última década y conseguir un sistema sanitario público adaptado a las necesidades de calidad que se precisan.

A pesar de las condiciones en las que se ha tenido que desempeñar las funciones de gestión del gasto y del aumento de los expedientes administrativos, muchos de ellos declarados de emergencia, se ha cerrado el año con una ejecución del 99%, lo que técnicamente se entiende como ejecución total del presupuesto. Además, el SAS tiene un periodo medio de pago por debajo de lo que marca la ley: 21,9 días, por debajo también de la media nacional, que se sitúa en 35,6.

En palabras del director general de Gestión Económica y Servicios, José Antonio Miranda, “es importante destacar el esfuerzo de gestión para la lucha contra el Covid-19 realizada por las unidades de gestión administrativa, que en todo momento desde su posición de retaguardia y sin haber visto aumentado sus efectivos han aportado los recursos necesarios y suficientes a los verdaderos protagonistas que son los sanitarios”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*