La Asociación Provincial de Hostelería solicita a la Junta de Andalucía un aumento de aforos y horarios

ANTE LA CONSTANTE BAJADA DE LA INCIDENCIA DEL COVID-19        

Las restricciones y los cierres obligados a las 18.00 horas impiden cualquier recuperación de un sector que ya ha sufrido el cierre de más de un 20% de establecimientos, con una afectación económica y laboral sin precedentes, de ahí las numerosas protestas del sector 

La Asociación de Empresarios de Hostelería de Huelva solicita a la Junta de Andalucía que aplique un incremento de aforos y horarios en todos los establecimientos afectados por las actuales restricciones, que anulan cualquier posibilidad de recuperación al estar obligados a trabajar con serias limitaciones y restricciones respecto a su actividad normal y con el cierre obligado a las 18.00 horas. Ante la mejoría constante de la incidencia del covid-19 y la bajada mantenida de contagios, los hosteleros onubenses plantean una mejora de las condiciones de trabajo de manera inmediata.

Esta petición se basa en la situación que miles de empresas hosteleras sufren para poder mantener su supervivencia en un contexto de anomalía en el trabajo que ya dura casi un año. La afectación económica y laboral no tiene precedentes en el sector, que ya ha visto cómo han cerrado definitivamente alrededor del 20% de los negocios. Y este porcentaje  puede escalar hasta el 40% en el conjunto de Andalucía si no se aplican soluciones ya.

La hostelería es plenamente consciente de la gravedad que ha tenido la tercera ola de la pandemia, y es por ello que plantea estas medidas –a las que suma también una apertura de la movilidad, que es fundamental sobre todo para las zonas turísticas– de manera inmediata, atendiendo a que el conjunto de la comunidad ha alcanzado unos datos de incidencia compatibles con la ampliación de aforos y horarios.

Avanzar a la par de la mejoría general

En este sentido, desde el sector se quiere recordar que la hostelería es un sector seguro que ha ofrecido siempre a las autoridades su colaboración para ser un factor más de control, gracias a la ordenación de sus locales y su adaptación a las medidas sanitarias y de distanciamiento marcadas por la autoridad competente. “Siempre hemos dicho que la hostelería no es el problema, sino parte de la solución, y debe avanzar hacia la normalización a la par de la mejoría general de la situación”, ha asegurado.

Ahora, en plena bajada de los casos, de la incidencia acumulada y de las hospitalizaciones, la hostelería debe poder mejorar sus condiciones de trabajo en la misma línea de control que viene manteniendo desde el inicio de la pandemia. Además, la paulatina llegada del buen tiempo en el conjunto de Andalucía posibilitará que los exteriores adquieran más protagonismo en el funcionamiento diario de la hostelería, pero para ello es imprescindible que los ayuntamientos faciliten esta circunstancia. Por este motivo, el sector pide a la Junta de Andalucía que se implique en la coordinación con la Administración Local.

Por último, desde la patronal representante de la Hostelería en nuestra provincia, insiste en que esta, ha sido injustamente señalada y sufre hoy día una falta tremenda de ayudas económicas que tienen que llegar pronto para el sostenimiento de un sector que representa el 7% del PIB andaluz, y que como no podría ser de otra manera, seguirá adelante con su compromiso de dar seguridad y protección a sus clientes con el mantenimiento de las medidas sanitarias, de distancia y tecnológicas necesarias; pero es fundamental que se mejoren los mínimos de aforo y horarios en el contexto general de remisión de la pandemia.

La mejoría progresiva de los datos de contagios y la pronta llegada de la primavera deben servir para fomentar la actividad hostelera en los exteriores, para lo que es imprescindible la coordinación entre el Gobierno andaluz y los ayuntamientos de cara a facilitar el trabajo 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*