La tragedia del Recreativo no tiene fin

CD. MARINO: Kikvidze; Niki, Arencibia (Pedro Alemán, min.49), Anaba, Olivera (Javi Saavedra, min.61), Samu Arbelo, N’Diaye, Nadjib (Gueye Moussa, min.73), Julien Vercauteren (Al Moukhtar, min.73), Manu Dimas y Rodrigo (Borja Llarena, min.73).

RECREATIVO DE HUELVA: Nauzet; Miguel Cera, Jesús Valentín, Diego Jiménez, Madrigal (Antonio Leal, min.46); Chuli (Szymanowski, min.78), Fran, Matheus Santana (Ponce, min.78), Víctor Barroso (Yaimil Medina, min.67); Quiles (Sillero, min.59) y Seth Vega.

GOLES: 0-1 (min.24) Quiles; 1-1 (min.53) Manu Dimas; 2-1 (min.94) Borja Llarena.

ÁRBITRO: Alberola Rojas. Amonestó al local Arencibia y a los visitantes Fran, Matheus Santana y Yaimil Medina.

Si algo que va mal puede ir a peor, irá.

Eso deben pensar los maltratados seguidores del Decano que viven, semana sí, semana también, los devaneos de un equipo sin alma, roto, sin fútbol y sin concienciarse de que el futuro a corto plazo de la entidad está más en juego que nunca.

Ante el Marino, el Recreativo ha tocado fondo (si no lo hubiese hecho antes). Derrota indecorosa, ante un rival muy débil que fue incluso capaz de remontarle el marcador.

Comenzó el partido de cara para los albiazules que vieron como Niki hacia un penalti ingenuo sobre Seth Vega que aprovechó Quiles para adelantar a los onubenses. Hasta ahí todo en orden en un partido de perfil bajo, más acorde a otra categoría inferior.

El Decano no cerraba el encuentro y lo pagó . En los primeros compases de la segunda parte, Nauzet leyó mal una jugada en su área y cometió penalti. Lo lanzó Manu Dimas y devolvió las tablas al marcador.

El CD. Marino se creció y vio que llegar al área rival no era utópico. Por su parte al Recreativo le entraron las prisas y se desordenó en exceso, volviéndose muy previsible para el rival.

Y lo dicho en el inicio de esta crónica, si algo va mal es susceptible de empeorar y amén que empeoró. Minuto 93, córner a favor del Recreativo que no acierta a finalizar y a la contra Borja Llarena asesta una puñalada mortal de necesidad al partido y a un Recreativo que, si no lo remedia un milagro, luchará para no descender dos categorías… Una tragedia.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*