La Policía Local de Cartaya denuncia a 10 personas por una fiesta en Nuevo Portil

Además interpusieron otra decena de propuestas de sanción por incumplimientos de la normativa del Covid-19

Momento en el que los agentes proceden al desalojo de una fiesta no autorizada en Nuevo Portil
La Policía Local de Cartaya, adscrita al área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de esa localidad, ha tramitado este fin de semana cerca de una veintena de actas de denuncias por incumplimientos de la normativa frente al COVID-19 en la localidad, la mayoría de ellas consecuencia del desalojo de una fiesta no autorizada en Nuevo Portil.

Una llamada de los vecinos de la zona alertó a los agentes, que se desplazaron al local, que se encontraba cerrado al público, y en cuyo interior celebraban una fiesta una decena de personas, algunas de ellas procedentes de otras comunidades autónomas.

Se interpusieron una docena de propuestas de sanción, todas ellas por incumplimientos de la normativa, a las que se sumaron durante el fin de semana actas de denuncias por no llevar mascarillas, incumplir el toque de queda o consumir alcohol en la vía pública, entre otras. La Policía Local también procedió al desalojo de un grupo de personas de las instalaciones del Complejo Deportivo de la localidad, por acceder a las mismas sin autorización e incumplir las medidas de seguridad establecidas.

Desde el Ayuntamiento, que mantiene plenamente operativo en la localidad el dispositivo de vigilancia y control para garantizar el cumplimiento de la normativa, se ha destacado la colaboración permanente entre la Policía Local y la Guardia Civil,  y la colaboración ciudadana, “fundamental para detectar los incumplimientos”, ha señalado al concejal de Seguridad Ciudadana, José Ángel Rodríguez Marcelino.

Por su parte, la alcaldesa, Pepa González Bayo, ha recordado a la ciudadanía “la necesidad de que todos y todas sigamos colaborando y respetando en todo momento las normas y las medidas establecidas para seguir rebajando la incidencia del virus en nuestro pueblo”.

La actuación se produce gracias a la colaboración ciudadana, ya que los vecinos alertaron a los agentes, que procedieron al desalojo del local.

El Ayuntamiento recuerda la necesidad de cumplir las normas y no relajarse en la adopción de las medidas establecidas para mantener bajo control la pandemia en la localidad.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*