Agricultores y ganaderos se concentran en Moguer para reivindicar precios justos y un trato digno

En la protesta que ha durando cerca de una hora han participado basicamente los representantes de los colectivos por motivos sanitarios debido a la pandemia, según han indicado fuentes de UPA
Agricultores y ganaderos de las cooperativas y comunidades de regantes de la provincia de Huelva han secundado este lunes en Moguer la concentración que, convocada por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA Huelva), reivindicaba “unos precios justos y un trato digno”.

En la protesta que ha durando cerca de una hora han participado basicamente los representantes de los colectivos por motivos sanitarios debido a la pandemia, según han indicado fuentes de UPA.

El secretario general de UPA Huelva, Manuel Piedra, ha dicho que entre las reivindicaciones se encuentra la petición a las administraciones de la defensa del sector de los frutos rojos que está siendo “blanco de difamaciones y descalificaciones por parte de quienes tienen intereses económicos de crear un ambiente hostil en la campaña y pretenden deteriorar el prestigio que los frutos rojos tienen en Europa”.

Piedra ha pedido “unos precios justos para los productores“, y ha explicado que cobran el kilo de fresa por debajo de un euro, lo que supone el mismo precio que hace más de 30 años, mientras “los costes de producción están en torno a 1,50 euros y la venta de los productos en los supermercados españoles superan los tres euros el kilo”, por lo que critican que “el mercado está saturado, pero de especuladores”. “No es justo que los beneficios se los lleven los especuladores”, dice Piedra, mientras denuncia que “los agricultores arriesgan y trabajan día a día para sacar adelante las producciones”. Además ha resaltado que sacan adelante “productos de calidad para alimentar a los españoles de una forma “digna”.

Aunque cree que las inspecciones son necesarias, ha recalcado que “los agricultores y ganaderos tienen que ser respetados y tener un trato digno durante las mismas”, indicando que son productores de alimentos, a los que se trata “como si fueran delincuentes” y ha recordado que “la campaña de los frutos rojos de Huelva genera riqueza y”más de 90.000 puestos de trabajo, mientras vemos como día a día se nos criminaliza”.

En este punto, ha indicado que quieren que el número y frecuencia de las inspecciones sea “igual” al de otros sectores productivos, ya que afirman que los agricultores y ganaderos “está continuamente sometidos a inspecciones de trabajo, alojamientos, combustible, etc., lo cual dificulta muchísimo el trabajo diario en las explotaciones”.

UPA Huelva había hecho un llamamiento a la asistencia a la concentración reivindicando entre otros los siguientes puntos para obtener unos precios justos y un trato digno a los agricultores y ganaderos

Asimismo, ha lamentado que las inspecciones de pesado de vehículos que realiza la administración competente “tienen un afán recaudatorio” y que los vehículos de los agricultores “siempre están en la báscula”.

  1. Inspecciones si, pero con dignidad: las inspecciones son necesarias, pero nuestros agricultores y ganaderos tienen que ser respetados y tener un trato digno durante las inspecciones. “Somos productores de alimentos, no delincuentes”.
  1. Queremos que el número y frecuencia de las inspecciones sea igual al de otros sectores productivos: “Nuestros agricultores y ganaderos están continuamente sometidos a inspecciones de trabajo, alojamientos, combustible..etc, lo cual dificulta muchísimo el trabajo diario en las explotaciones. Las inspecciones de pesado de vehículos que realiza la administración competente tienen un afán recaudatorio. Los vehículos de nuestros agricultores siempre están en la báscula. Queremos que las inspecciones se equiparen al resto de sectores productivos. Somos agricultores, no delincuentes”.
  1. Queremos unos precios justos para nuestros productores: el 27 de febrero de 2020 nuestros agricultores y ganaderos se manifestaron en la frontera con Portugal para defender unos precios justos. Así lo hicieron también en el resto del territorio nacional. “Los costes suben, los préstamos hay que pagarlos, pero el precio que recibimos es el mismo de hace más de 30 años. El mercado está saturado, pero de especuladores”.
  2. Basta ya de ser el blanco de difamaciones y descalificaciones: de forma periódica “los agricultores y agricultoras de la campaña de frutos rojos tienen que ser víctimas de mentiras y difamaciones de pseudosindicatos que tienen intereses económicos en crear un ambiente hostil en la campaña y en deteriorar el prestigio que los frutos rojos tienen en Europa. Queremos que las administraciones nos defiendan de tantas mentiras. Somos empresarios, no delincuentes”.

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*