Parralo y la jefa provincial de Tráfico informan sobre la nueva normativa de limitación de velocidad

Este martes 11 de mayo entra en vigor la reforma del artículo 50 del Reglamento General de Circulación, efectuada por el Real Decreto 970/2020, de 10 de noviembre, que establece los nuevos límites de velocidad en vías urbanas.

Manuela Parralo y Cristina Gago presentan a los onubenses la campaña informativa impulsada  con motivo de la entrada en vigor de la limitación de la velocidad humana, campaña que se apoya en el eslogan elegido por la Dirección General de Tráfico con este mismos motivo: ‘A 30 hay más vida’.

El objetivo de estas medidas es reducir la siniestralidad vial, sobre todo la que afecta a los colectivos más vulnerables; garantizar la fluidez de los desplazamientos realizados en las grandes avenidas de la ciudad, y reducir el impacto negativo de la circulación de vehículos en la calidad del aire de las ciudades.

Por tanto, desde hoy, el límite de velocidad en vías urbanas será:

  • 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera.
  • 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación.
  • 30 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación.

Reducir la velocidad supone un impulso al calmado del tráfico y  la protección a los usuarios vulnerables, favorece una convivencia segura entre: peatones, bicicletas, motocicletas, vehículos de cuatro ruedas, así como, los nuevos vehículos que surgen en las ciudades, como respuesta a la movilidad urbana.

La gestión de la velocidad es una de las intervenciones estratégicas más efectivas de seguridad vial;  deferentes organismos supranacionales recogen esta medida dentro de sus recomendaciones:

ALINEADOS CON LA ONU

La reducción del límite de velocidad no se limita a buscar la reducción de la siniestralidad vial, sino que es “una de las medidas más importantes que haya aprobado España en materia de movilidad y seguridad vial porque no sólo reduce las muertes sino que ayuda a algo tan importante como es la sostenibilidad de nuestra ciudad.

Las Naciones Unidas integra la seguridad vial en su Agenda 2030 para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en concreto en áreas relacionadas con la acción climática, la igualdad de género, la salud y el bienestar, la planificación de ciudades y comunidades sostenibles, la educación de calidad, las infraestructuras, el consumo y la producción responsable, así como la reducción de las desigualdades

Naciones Unidas ha recomendado la limitación de la velocidad urbana a 30 km/k en la Declaración de Estocolmo de febrero de 2020, emanada de la Tercera Conferencia Mundial de Seguridad Vial, y en la Resolución que si Asamblea General aprobó el 31 de agosto de 2020. Y el próximo 17 de mayo arranca la Sexta Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial, convocada con el lema ‘Calles para la vida’ y el hashtag #Love30.

 En España la reducción de velocidad a 30 km/ h es una medida reclamada por la Federación Española de Municipios y Provincias  y por diferentes Ayuntamientos.

El proyecto normativo propone la reducción de la velocidad genérica como una medida de equilibrio entre la seguridad y la movilidad en vías urbanas y con efecto directo en la reducción de los accidentes de los vulnerables, no suponiendo una mayor ralentización del tráfico.

¿Por qué 30?

  • Porque la tolerancia biomecánica del cuerpo es limitada y en las ciudades los usuarios vulnerables están más expuestos a un accidente que en otros entornos interurbanos
  • Porque el riesgo de fallecer como consecuencia de un atropello es del 90% a 50 kms/hr y se reduce al 10% si la velocidad del vehículo que impacta es de 30 km/h.
  • Porque los sistemas de seguridad para peatones que incorporan algunos vehículos son mucho más eficaces a 30 km/h. que a 50 kms/hr.
  • Porque se reduce a la mitad la distancia que se necesita para detener el vehículo al pasar de 50km/h a 30km/h
  • Porque las experiencias existentes de zonas 30 demuestran el efecto positivo sobre la siniestralidad, con reducciones de los accidentes que han llegado a superar el 40%.
  • Porque estimulará realizar los desplazamientos en medios activos (a pie y en bicicleta), al percibirse el entorno como más amable y seguro para la movilidad en medios sostenibles. Ciudades más humanas, donde coincidir y convivir. Ciudades más activas y sanas. Ciudades más atractivas en las que pasear, ir en bici o pasar tiempo al aire libre. Y además, fomenta un turismo más sostenible (ej. visitar una ciudad en bici).
  • Porque se da con mayor frecuencia un “intercambio social” entre conductor y peatón, lo que contribuye a un comportamiento más seguro del conductor respecto de los peatones.
  • Porque tendremos niños más seguros y padres más tranquilos. Pero también…mayores más seguros e hijos más tranquilos. Fomenta la autonomía y vida activa de los mayores, aumentando su autoestima, contrarrestando el incremento de inseguridad. Esta medida protegerá a nuestros mayores: el 71% de los peatones fallecidos en ciudad tiene 65 años o más.
  • …y porque ya hay ciudades y municipios españolas que han instaurado esta limitación y es necesario formalizar la misma en la norma que lo contempla para que se haga extensivo a la totalidad de las ciudades.

REDUCCIÓN DE LA SINIESTRALIDAD

Coincidiendo con la entrada en vígor de estas nuevas normas, la DGT ha puesto en marcha una campaña de vigilancia y control de la velocidad entre los días 10 y 16 de mayo. No conviene olvidar que la velocidad inadecuada estuvo presente en cerca del 30% de los accidentes mortales de circulación que se produjeron en nuestra provincia en 2020 porque es un factor que incide no sólo en la probabilidad de que se produzca un accidente sino también en la severidad de las consecuencias de éste.

Nueve de cada diez atropellos tienen desenlace mortal si se circula a 50 Km por hora  ha destacado Cristina Gago “es una medida clave para la reducción de la siniestralidad“.

En 2019 hubo 519 víctimas mortales  en accidentes urbanos, un 6% más que el año anterior.  El 83%, se corresponde con colectivos vulnerables como peatones, ciclistas, motoristas.

También contribuirá a  reducir el ruido ambiental y se emitirá menos contaminación.

Sostenibilidad y Seguridad según ha matizado Manuela Parralo.

  • Nueve de cada diez atropellos tienen desenlace mortal si se circula a 50 Km por hora ha destacado Cristina Gago “es una medida clave para la reducción de la siniestralidad“

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*