Felipe VI recibe la Medalla de Honor de Andalucía como “un abrazo que representa el sentir de todos los andaluces”

Juanma Moreno: "Ser andaluces es lo mejor que le podemos ofrecer al Rey”

El Rey Felipe VI tras recibir la Medalla de Honor de Andalucía

El Rey Felipe VI ha recibido la Medalla de Honor que le ha entregado el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, declarándose “un andaluz más entre los andaluces” y agradeciendo “muy sinceramente el cariño que los andaluces siempre habéis expresado y demostrado a lo largo de los años a toda mi familia, y que responde a un sentimiento espontáneo y sincero, fruto de la lealtad y de la confianza con las que siempre nos habéis distinguido”.

Felipe VI ha señalado que la Medalla materializa “cada saludo, cada sonrisa, cada mano tendida y cada recuerdo entrañable que la Familia Real atesora, entre sus mejores vivencias, de nuestra presencia en todas sus provincias”. Y por esta razón, ha dicho, “no la recibo como se recibe una condecoración, una insignia o un reconocimiento, sino como se recibe un abrazo, que en esta ocasión tiene el valor inmenso de representar el sentir de todos los andaluces”.

El Rey ha iniciado su intervención tras recibir la Medalla de Honor destacando que los vínculos que unen a la Monarquía con Andalucía se afianzan en los principios y valores que ambas comparten, que no son otros que los consagrados en la Constitución, “que hacen posible nuestra convivencia democrática en libertad”: la tolerancia, la libertad, la solidaridad, el pluralismo, el respeto a las normas o la equidad.

Felipe VI ha resaltado que “Andalucía ha demostrado a lo largo de la historia su capacidad para afrontar y vencer las adversidades” con “el espíritu creativo, el genio, la alegría y el entusiasmo que tan vivamente se manifiestan en todas vuestras expresiones populares y empresas colectivas”, que “constituyen el mejor aval para la ansiada recuperación y para emprender la construcción del más prometedor de los futuros”.

Andalucía es “consciente de su papel en España y en el mundo y de la trascendencia del momento”, ha señalado el Rey. “Una Andalucía, en fin, integradora, de diálogo, de encuentro y de regeneración. Estimulada por su diversidad, fruto de siglos de ser encrucijada de culturas, pensamientos, proyectos y mentalidades, Andalucía aprendió pronto a desarrollar su vocación de universalidad, irradiando su personalidad, y desde ella -o con ella- impulsando siempre la imagen de España”.

“Andalucía tiene un papel relevante en el ámbito de las comunidades autónomas y con la implicación y la coordinación de todas las Administraciones, en la recuperación de España tras esta pandemia. Todos los españoles debemos sentirnos unidos ante ese objetivo común”, ha señalado el monarca. Y “en un contexto como el actual, Andalucía y sus ciudadanos representan siempre un referente”.

Felipe VI ha asegurado durante su intervención que recibe la Medalla de Honor que le ha concedido Andalucía “con responsabilidad y compromiso con el futuro de esta tierra, que es parte esencial de España. Andalucía, nuestra Nación y el mundo entero enfrentan grandes desafíos en estos tiempos de extraordinaria dificultad que nos ponen a prueba como sociedad”.

“Un poco más andaluz”

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha querido reconocer con esta distinción la figura del monarca, su trayectoria y compromiso con la comunidad autónoma y con España. “Con esta distinción, os hacemos un poco más andaluz de lo que ya sois por afinidad y cariño”, ha dicho. Durante el acto, también presidido por la Reina Doña Letizia, ha asegurado que este reconocimiento simboliza “no sólo el afecto mutuo entre la Familia Real y el pueblo andaluz, sino su innegable respaldo a Andalucía”.

“Ser andaluces es lo mejor que le podemos ofrecer al Rey”, ha subrayado durante el discurso pronunciado en el Palacio de San Telmo, al tiempo que ha agradecido a Don Felipe que acompañe a la comunidad autónoma cuando avanza hacia la inmunidad frente al virus y da pasos firmes en el camino a la “ansiada” recuperación económica y social. Una Andalucía, tal y como ha manifestado, que no es complaciente ni conformista, y que se aferra a un presente y futuro de superación para las generaciones venideras.

“Queremos abanderar, en compañía de Su Majestad, el avance sensato y firme de España y de Europa por la senda de la concordia y la fraternidad. En salud, en educación, en empleo, en cultura, en vertebración territorial y social, en igualdad, en infraestructuras y en desarrollo sostenible. En la competitividad de nuestros productos e iniciativas y en la defensa de nuestro lugar en el mundo. En ese proceso de construcción, la figura del Rey juega un papel fundamental, porque lo que Andalucía representa y aporta, contribuye a crear una España mejor”, ha señalado.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*