El 3,7% de los trabajadores declaró haber tenido algún accidente laboral en los 12 últimos meses

Para una de cada tres de estas personas su afección fue provocada o agravada por el trabajo

Los principales tipos de enfermedad laboral (provocados o agravados por el trabajo en los 12 últimos meses) fueron los problemas óseos, articulares o musculares que afectan principalmente a la espalda (26,4%)

El 3,7% de las personas de 16 a 74 ocupadas o que trabajaron el último año declaró haber tenido un accidente durante la jornada laboral o en trayectos hacia/desde el lugar de trabajo en los 12 últimos meses.

Por sexo, resultaron afectados el 4,1% de los hombres y el 3,3% de las mujeres.

Por edad, los mayores porcentajes de accidentes durante la jornada laboral o en trayectos se dieron en el grupo de 35 a 44 años en los hombres y en el de 55 y más años en las mujeres.

El porcentaje de personas que tuvieron algún accidente se reduce al 2,4% si se tienen en cuenta solo aquellas cuyo accidente les produjo lesiones. Por sexo, el 2,8% de los hombres tuvo algún accidente laboral con lesiones, frente al 1,9% de las mujeres.

Cabe reseñar que un 4,4% de dichos accidentes con lesión durante la jornada laboral fue de tráfico.

Por sector económico, el 57,7% de los accidentes en jornada laboral se produjo en el sector Servicios, el 16,8% en la Industria, el 8,9% en la Construcción y el 3,1% en la Agricultura.

Comparando esta distribución con la de los ocupados por sectores se observa que la proporción de accidentes fue superior al peso del sector en la Industria y en la Construcción, e inferior en la Agricultura y en el sector Servicios.

Atendiendo a la situación profesional de las personas que tuvieron algún accidente con lesión durante la jornada laboral, el 63,7% eran asalariados del sector privado, el 11,9% asalariados del sector público y el 10,9% trabajadores por cuenta propia.

Al observar la distribución de los ocupados por situación profesional, se deduce que la proporción de accidentes en los asalariados del sector privado (73,7%) fue superior a su peso sobre el total de ocupados (66,7%), al contrario de lo que sucedió en el resto de situaciones.

Momento de la incorporación

El 22,6% de quienes sufrieron algún accidente con lesión durante la jornada laboral no dejó de trabajar o se reincorporó el mismo día del accidente. Por su parte, casi un 16% dejó de trabajar por ese motivo y se reincorporó entre uno y tres meses después.

En el extremo opuesto, un 4,0% de los que sufrieron algún accidente con lesión durante la jornada laboral no esperaba volver a trabajar o su baja fue de entre seis y 12 meses.

Por sexo, el 14,9% de los hombres todavía no estaba trabajando pero esperaba hacerlo de nuevo después del accidente, frente al 13,1% de las mujeres.

Asimismo, el 22,3% de los hombres y el 23,2% de las mujeres no dejaron de trabajar o se reincorporaron el mismo día del accidente.

Enfermedades

El 18,2% de las personas de 16 a 74 años ocupadas o que trabajaron anteriormente (5.785.800) tuvo alguna enfermedad en los 12 últimos meses.

Por sexo, sufrieron alguna enfermedad el 17,2% de los hombres y el 19,2% de las mujeres.

Los porcentajes de personas que tuvieron alguna enfermedad se incrementaron a medida que se avanzaba en el grupo de edad analizado. Así, alcanzó el 25,3% en los hombres de 55 y más años y el 27,0% en las mujeres de ese mismo grupo de edad.

Del total de personas que sufrieron alguna enfermedad en el último año, el 29,5% manifestó haber sufrido una enfermedad provocada o agravada por el trabajo y el 5,1%, dos o más.

Por su parte, el 60,8% de las personas sufrieron alguna enfermedad que no fue originada por el trabajo.

Tipo de enfermedad

Los principales tipos de enfermedad laboral (provocados o agravados por el trabajo en los 12 últimos meses) fueron los problemas óseos, articulares o musculares que afectan principalmente a la espalda (26,4%); al cuello, los hombros, los brazos o las manos (19,9%), y a las caderas, las piernas o los pies (14,7%).

Por detrás se situaron las enfermedades ligadas al estrés, depresión o ansiedad (14,6%).

Para el 39,2% de las personas de 16 a 74 años que tuvieron alguna enfermedad laboral, esta limitó “considerablemente” sus actividades cotidianas. Idéntico porcentaje consideró que la enfermedad laboral había limitado ‘’en cierta medida’’ dichas actividades.

Tiempo de ausencia

Atendiendo al tiempo de ausencia del trabajo a causa de la enfermedad, el 39,4% no se ausentó o se reincorporó el mismo día, el 17,0% todavía no estaba trabajando pero esperaba incorporarse de nuevo y el 13,4% se ausentó entre nueve y 12 meses.

Por su parte, un 1,5% estuvo ausente del trabajo entre seis y nueve meses.

Factores adversos a la salud física o mental

En el caso de los factores de riesgo para la salud física, casi el 24% de los 19.202.400 ocupados en 2020 manifestaron no haber estado expuestos a factores adversos importantes. El riesgo de “adopción de posturas dolorosas o agotadoras que formen parte del trabajo” fue señalado como el factor con mayor efecto negativo por el 19,3% de las personas (el 18,1% de los hombres y el 20,8% de las mujeres).

Por su parte, las “actividades que implican un gran esfuerzo visual” fueron apuntadas como el factor con mayor efecto negativo para el 12,3% de los afectados (11,4% en los hombres y 13,5% en las mujeres).

Del total de ocupados, el 53,4% declararon no haber estado expuestos a factores adversos para su bienestar mental.

En el 24,4% de los casos el factor negativo más grave fue tener “presiones de tiempo o sobrecarga de trabajo” (24,3% en los hombres y 24,5% en las mujeres).

Por su parte, el 7,4% afirmó haber sufrido “trato difícil con clientes, pacientes, alumnos, etc.” (1.414.600 personas).

Este porcentaje se elevó al 9,0% en el caso de las mujeres.

El 7,1% de los ocupados que declararon haber estado expuestos a factores adversos para su bienestar mental afirmó haber sufrido “inseguridad laboral” (1.365.100 personas). Este porcentaje aumentó hasta el 7,4% en el caso de los hombres y se redujo al 6,8% en el de las mujeres.

El 18,2% de las personas de 16 a 74 años ocupadas o que trabajaron anteriormente sufrieron alguna enfermedad en el último año.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*