Más de la mitad de las pymes han tenido que solicitar financiación a entidades de crédito durante la pandemia

Según un informe del Colegio de Economistas, el 55,9% de las pymes solicitó líneas de financiación de entidades de crédito, el 40,3% no solicitó líneas de crédito porque se autofinancian y solo en el 3,3% no solicitó financiación al no necesitarlo. Foto: jcomp

Más de la mitad de las pymes españolas han necesitado solicitar financiación a entidades de crédito durante la pandemia. Así lo asegura el informe Impacto económico de la COVID-19 sobre la pyme en España, elaborado por el CGE y FAEDPYME con la colaboración de la Cámara de Comercio.Según los datos que desprende el estudio, elaborado a más de 1.000 pymes, tan solo el 3,3% de estas empresas no necesitó ninguna financiación, ejemplo del “reto al que se han enfrentado las pymes en España”, durante el último año y medio, de acuerdo a Jordi Solé Tuyá, socio y director ejecutivo de la empresa de financiación Kreedit.

El experto advierte de que, a pesar de que la tasa de éxito en términos de financiación según el informe es muy alta, ya que solo el 1,1% de la financiación fue rechazada, el sistema para obtener liquidez “ha cambiado completamente”.

En este sentido, el experto apunta a una mayor diversificación de las opciones de financiación y señala que las entidades bancarias, tradicionales fuentes de liquidez en la empresa española, no han prestado de la misma forma como lo hacían antes, una situación que se mantendrá en el tiempo.”Al menos durante bastantes meses, los bancos no van a estar proactivos como lo habían estado antes”, opina el experto, quien añade que “desde la irrupción de la Covid-19, los bancos han desistido de atender a empresas en las que no tuvieran una inversión previa comprometida, lo que provoca una mayor dependencia de las empresas de sus actuales bancos”.

Solé califica esta situación como inaudita y señala que el criterio de cara al verano “será el mismo”“Confiamos en que cuando dejemos atrás la pandemia, se retome el dinamismo en la actividad empresarial y, será en ese momento, cuando veremos cuál es el papel que desea jugar la banca”, añade el experto.

Unos retos acuciantes

Por todo ello, el experto explica que, de cara a la segunda mitad del año, las pymes tendrán que seguir readaptándose a las necesidades de sus respectivos sectores, para poder afrontar las deudas contraídas por la pandemia.

En este sentido, Solé advierte de que la Covid-19 “no ha afectado a todos por igual”, ya que mientras algunas empresas han tenido pérdidas puntuales que han podido cubrir endeudándose, para otras sus mercados “han cambiado para siempre”, por lo que deberán adaptarse para sobrevivir. Así, el estudio del Colegio de Economistas muestra como alrededor de la mitad de las empresas redujeron sus ventas, un cuarto las mantuvo y otro cuarto las aumentó.

“A pesar de adaptarse o sufrir pérdidas transitorias, algunas empresas no generarán suficiente caja como para devolver la deuda que ha sido necesaria para superar los meses de menor actividad, por lo que estarán avocadas a una profunda reestructuración o a su desaparición”, opina el experto.

Unas perspectivas de caja que están aumentando por el “efecto champán”, del éxito de la campaña de vacunación. De este modo, el estudio señala como cuatro de cada diez pymes esperan aumentar sus ventas en el segundo semestre del año. Sin embargo, a pesar del optimismo, tan solo el 15% cree que creará empleo durante este año.

Una diversificada financiación

El experto explica como el mercado de la financiación ha cambiado durante la pandemia. Aparte de los bancos, que se han focalizado sólo en las empresas en las que ya invertían previamente, el mercado extra bancario también “se ha asustado” y ha bajado considerablemente su actividad.

De este modo, según señala el experto, “la variedad de opciones de financiación que ofrece el mercado” ha hecho posible que las pymes se puedan haber seguido financiando, algo que en su opinión se mantendrá en el tiempo. “El sistema es ahora mucho menos dependiente de los bancos, apunta.

Además, Solé añade que los organismos públicos “han asumido su responsabilidad” y han ofrecido liquidez a las pymes. Los préstamos con garantía del ICO son un ejemplo de esta situación. Para el experto, estos préstamos son la clave con la que se han sustentado muchas empresas, pero advierte de que, no era la “mejor forma de financiarse de cara al futuro”.

¿Una mirada al futuro?

De acuerdo a Solé, como en otros ámbitos, la pandemia ha acelerado una serie de cambios que “ya se veían venir”. En el ámbito de la financiación, el experto cree que nos enfrentamos a un escenario de endeudamiento por parte de las empresas, que hará que las empresas se abran a financiarse por inversores externos que entrarán como socios.

Así, para Solé, las empresas tenderán a cambiar su estructura de financiación, en la cual tendrá menor peso el endeudamiento y, por ende, un mayor protagonismo de los fondos propios. Esto pasará en muchos casos por modificar la mentalidad de las empresas, ya que muchas son reacias a abrir sus empresas a la incorporación de nuevos socios.

La variedad de opciones de financiación que existen en la actualidad en el mercado ha permitido que tan solo el 1,1% de las pymes que hayan solicitado financiación no la hayan conseguido, según explica Jordi Solé Tuyá socio y director ejecutivo de Kreedit.

“El empresario va a tener que abrir la mente, a la vez que la propia empresa para acceder a compartir la propiedad y gestión de su empresa con aquellos que le aporten la financiación necesaria para garantizar la viabilidad”, añade el experto.

Sobre Kreedit

Kreedit es la mayor empresa de servicios financieros para pymes de España y está formado por un equipo de profesionales que desde finales del año 2010 ofrecen su experiencia y conocimiento en gestión financiera a disposición de las empresas. Desde su fundación, la empresa ha conseguido financiación para 1.300 empresas, principalmente de Cataluña, por valor de 300 millones. Dirigida por Jordi Solé Tuyá, la compañía también actúa como business angel para start-ups tecnológicas de Barcelona.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*