XX aniversario de la restauración de La Laguna Primera de Palos

En 2001, Cepsa fue pionera en su sector en recuperar de forma voluntaria un espacio natural en España, encargándose de su restauración ecológica y remediación paisajística

El humedal, situado junto a las instalaciones de Cepsa en Palos de la Frontera, ejemplifica el equilibrio sostenible entre el desarrollo industrial y la conservación de la naturaleza

Cepsa celebra el vigésimo aniversario de la restauración de La Laguna Primera de Palos, un hito en materia de sostenibilidad en España. Este proyecto fue el primero liderado de forma voluntaria por una compañía energética en nuestro país con el objetivo de restaurar un espacio natural. Situado junto a las instalaciones de Cepsa en Palos de la Frontera (Huelva), estos veinte años de convivencia demuestran cómo es posible el equilibrio sostenible entre el desarrollo industrial, entre otros sectores económicos, y la conservación de la naturaleza.

En 2001, Cepsa impulsó la recuperación del estado original del paisaje, en colaboración con la Junta de Andalucía, y se comprometió a su conservación futura. Asimismo, durante estas dos décadas la compañía y su fundación han liderado numerosos trabajos de investigación, proyectos de mantenimiento y programas para fomentar su uso público, así como de divulgación y sensibilización ambiental; contribuyendo de esta forma a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 14 (vida submarina) y 15 (vida de ecosistemas terrestres).

Este espacio forma parte del Paraje Natural Lagunas de Palos y Las Madres, y cuenta con una gran riqueza de flora y fauna. Además de mamíferos, insectos, reptiles y anfibios, es un importante refugio de especies en peligro de extinción: cada año es visitado por más de 150 especies de aves, de las cuales 61 están amenazadas.

Su restauración favoreció la mejora de la biodiversidad y su reconocimiento como Humedal de Importancia Internacional (Ramsar), Paraje Natural y Lugar de Importancia Comunitaria

Además de favorecer la mejora de la biodiversidad, la restauración impulsada por Cepsa y la Junta de Andalucía ha supuesto el reconocimiento como Humedal de Importancia Internacional (Ramsar), Paraje Natural, Lugar de Importancia Comunitaria y se ha incorporado a la Red Natura 2000, otorgando a este espacio una proyección, no solo a nivel regional, sino también de relevancia nacional e internacional.

Este año, además de celebrar el XX aniversario de la finalización de la restauración en este mes de junio, se celebrarán en otoño unas jornadas académicas, en las que participarán personalidades institucionales, políticas, universitarias, ambientalistas y de sectores como el turismo o la agricultura.

El proyecto de remediación, conservación y sensibilización, que actualmente Fundación Cepsa lleva a cabo para preservar la biodiversidad de este espacio, se enmarca en la estrategia ESG de la compañía y en su compromiso con el medio ambiente y la Agenda 2030.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*