Cruz Roja ayuda al empleo con el curso ‘Elaboración de conservas y salazones de pescados’, en Ayamonte

Enmarcado en el Programa Europeo POISES, el Plan de Empleo de Cruz Roja lleva este proyecto a varios municipios de la provincia

Cruz Roja, a través del proyecto ‘Itinerarios que suman’, trabaja en colaboración con los ayuntamientos, para mejorar la empleabilidad de las personas participantes

Cruz Roja, a través del proyecto ‘Itinerarios que suman’, trabaja en colaboración con los ayuntamientos, para mejorar la empleabilidad de las personas participantes y, a través del proyecto ‘Reto social empresarial’ fomenta la implicación de las empresas en la generación de oportunidades laborales.

“Haber podido participar en el Curso de Cruz Roja ‘Elaboración de Conservas y Salazones de Pescado’ nos permite mirar al futuro con otra ilusión”. Así resumen Vanesa Rodríguez y Francisca Lidia Barrios su paso por esta acción formativa que el proyecto “Itinerario que suman”de Cruz Roja Huelva, en colaboración con el Ayuntamiento de Ayamonte y el sector empresarial de la localidad, está llevando a cabo, con el objetivo último de favorecer la igualdad de oportunidades laborales de las personas en dificultad social.

Vanesa, de 32 años, en paro desde hace más de un año, y Francisca Lidia, de 39 años, con un trabajo de limpieza de únicamente 2 horas diarias, se encontraban en una situación que, según sus propias palabras, hacía “muy difícil afrontar con solvencia las necesidades de la vida en el día a día”, pero ahora, tras recibir la formación teórica necesaria, ya están haciendo prácticas en Conservas y Salazones Pesasur y Conservas Concepción, dos de las empresas que han respondido a la llamada de Cruz Roja para generar alianzas, a través del proyecto “Reto social empresarial”.

Con dos hijos de 4 años y 7 meses, cuyo padre es marinero y ha de pasar mucho tiempo en la mar, Vanessa ha de asumir el “cuidado y la atención de los niños casi permanentemente, lo que dificulta enormemente su acceso al empleo”. Tras trabajar los veranos en hostelería, el año pasado se quedó desempleada y con importantes dificultades para volver a trabajar. Por todo ello, esta alumna que no ha cejado en su empeño de encontrar alternativas, destaca que “realizar esta formación de Cruz Roja supone una estupenda oportunidad para acceder al sector de las conserveras y poder conciliar mi vida laboral y profesional, ya que el horario,facilita atender mis tareas como madre y trabajar, algo que puede mejorar mucho nuestra calidad de vida”.

Por su parte, Francisca Lidia, con dos hijos menores de edad y con una situación económica inestable, considera que “la participación en el curso de Cruz Roja nos da la oportunidad de mirar al futuro con mejores ojos”: Tras recibir la formación teórica y poder realizar prácticas en una empresa real, “con todo lo aprendido, espero poder trabajar en una ocupación que me gusta, que me permitiría desarrollarme profesionalmente, tener una estabilidad laboral y, por tanto, mucha tranquilidad personal”.

Estos testimonios muestran que el Proyecto ‘Itinerarios que Suman’, cofinanciado por el Fondo Social Europeo en el marco del Programa Operativo Inclusión y Economía Social (Poises), puede cambiar vidas. Para lograr ese objetivo se realizan Itinerarios integrados y personalizados de inserción socio laboral con una perspectiva de género, competencial y de diversidad, que combinan medidas de orientación laboral, formación alineada con las necesidades del tejido empresarial local y con una tutorización constantey el acompañamiento a las personas candidatas, seleccionadas en función del perfil demandado en la oferta y basado en el talento y capacidades acordes al puesto, preparando a las mismas para afrontar dicho proceso de selección.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*