La caballa y la melva, ingredientes protagonistas en la Escuela de Hostelería de Islantilla

El centro ofrece talleres didácticos para la especialización en “productos estrella” de la gastronomía onubense

La Escuela de Hostelería de Islantilla prosigue a pleno rendimiento su actividad docente e instructiva

Con la incorporación de 13 nuevos alumnos el pasado mes de mayo en el itinerario formativo de Camarero de Sala-Restaurante, la Escuela de Hostelería de Islantilla, centro adscrito al Servicio Andaluz de Empleo (SAE) prosigue a pleno rendimiento su actividad docente e instructiva. Para ello, la dirección y del equipo docente del centro han diseñado un programa de actividades formativas complementarias dedicadas al estudio y conocimiento en profundidad de los productos “estrella” de la gastronomía onubense, analizando sus aspectos productivos, los procesos de elaboración, conservación y comercialización de estos productos.

Entre las actividades programadas, el centro ha contado estos días con la visita de Manuel Becerra, secretario general del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Caballa y Melva de Andalucía, primera IGP en España de productos de la pesca, que, además de ofrecer una charla sobre los objetivos que persigue un consejo regulador, ha recalcado “la importancia de los procesos artesanales en la elaboración de las conservas que llevan el sello, como garantía de calidad excepcional.”

A través de un taller descriptivo práctico, Becerra ha explicado a los alumnos de los itinerarios de Cocina y de Sala cómo se pueden distinguir las características de la caballa, la melva y la melva canutera a través de una cata en la que han participado el alumnado de los dos itinerarios formativos y el profesorado del centro. “La dieta mediterránea -explica Becerra-, recomienda el consumo casi a diario de aceite de oliva y pescado y las conservas de pescado azul, como aconsejan los expertos, por sus aportes en ácidos grasos omega 3 y omega 6, deberían estar frecuentemente en nuestra dieta y en la de nuestros niños, ya que disminuyen la posibilidad de contraer enfermedades cardiovasculares y disminuye los factores de riesgo.”

Estas actividades se encuadran dentro del programa de actividades que complementan la formación que se imparte en la Escuela, consistente en los certificados de profesionalidad que conforman los itinerarios de Cocina y Sala. Además, permiten ampliar los conocimientos del alumnado, que irán aumentando y desarrollándose a lo largo del presente curso académico con la incorporación de otras materias primas predominantes en la cocina de Huelva, hasta completar las más de mil horas de formación teórica y práctica.

A pesar de la suspensión de algunas actividades el año pasado por motivos de la pandemia, el desarrollo de estas acciones formativas complementarias ha permitido a los alumnos de la promoción anterior, poder visitar algunas empresas y entidades gastronómicas de la provincia o la celebración de talleres didácticos sobre cata de vinos. Estas actividades volverán a programarse y se sumarán una serie de visitas previstas a empresas cárnicas, conserveras, salinas, hoteles o destilerías y bodegas de la provincia de Huelva, con la posibilidad de observar in situ, y de manera práctica, las labores de gestión, administración, producción y venta comercial de estas empresas.

Zona protegida “Caballa y Melva de Andalucía”

El proceso de elaboración de las conservas es artesanal, tradicionalmente, realizado en Andalucía desde la antigüedad, lo que lo diferencia de la elaboración del resto de conservas. El hecho de no poder incorporar a la cadena de producción elementos químicos ni emplearse ningún tipo de aditivos le permite conservar todas las características naturales del producto, objeto de la certificación de calidad de la Indicación Geográfica Protegida “Caballa y Melva de Andalucía”.

La zona de elaboración de las conserva se encuentra ubicada en los términos municipales de Almería, Adra, Carboneras, Garrucha y Roquetas de Mar de la provincia de Almería; Algeciras, Barbate, Cádiz, Chiclana de la Frontera, Chipiona, Conil, La Línea, Puerto de Santa María, Rota, Sanlúcar de Barrameda y Tarifa de la provincia de Cádiz; Almúñecar y Motril de la provincia de Granada; Ayamonte, Cartaya, Huelva, Isla Cristina, Lepe, Palos de la Frontera y Punta Umbría de la provincia de Huelva; Estepona, Fuengirola, Málaga, Marbella y Vélez-Málaga de la provincia de Málaga. Figura obligatoriamente de forma destacada la Indicación Geográfica Protegida: la denominación Caballa y Melva de Andalucía y el logotipo de la Unión Europea.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*