Cs rechaza el adelanto del canon del agua en Punta Umbría acordado con Giahsa por ser una “perversión política”

Juan Luis Martín Suárez, portavoz del grupo municipal de Cs en el Ayuntamiento de Punta Umbría

El portavoz del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Punta Umbría, Juan Luis Martín Suárez, ha rechazado la propuesta para reestructurar el pago del canon que ha hecho Giahsa (Gestión Integral del Agua Costa de Huelva) a los ayuntamientos adscritos a la MAS (Mancomunidad de Servicios de Huelva) en el último pleno municipal. El concejal del partido liberal ha asegurado que esta operación, que consiste en el adelanto del pago del canon correspondiente a los años 2026 a 2037 en forma de cuota única, “supone que los vecinos de Punta Umbría pierdan más de 1,87 millones de euros”.

Martín Suárez ha explicado que, según los informes de la Comisión Informativa de Economía, la actualización monetaria que supone el adelanto del canon supondrá que Punta Umbría pierda más de 1,87 millones de euros de los 8,07 millones que podría disponer a lo largo de los próximos 17 años, ya que sólo recibirá 6,20 millones en el pago único este año. Además, ha añadido el edil de Cs, “a esto hay que sumar la reserva de 3,88 millones de euros a razón de 228.000 por año para que Giahsa lleve a cabo un plan de inversión en las redes interiores de la localidad”, ante lo que ha asegurado: “Estaremos muy atentos”.

“Esta acción es una perversión política y una inmoralidad”, ha afirmado Martín Suárez, en tanto que “van a adelantarse un ingreso a futuro que no les corresponde, nos parece una inmoralidad que para tapar una mala gestión acumulada de más de una década por parte del PSOE esta corporación, con los votos de dos tránsfugas, se adelanten unos ingresos que deberían corresponder a las próximas cuatro legislaturas, condenando así al pueblo a estar ligado a la empresa indefectiblemente hasta 2040”.

El portavoz de Cs en Punta Umbría ha criticado, igualmente, que “esta operación, que se está realizando en otros ayuntamientos de la provincia, lleva aparejada una serie de gastos financieros que, al final, todos pagaremos en el recibo del agua”.

Finalmente, Martín Suárez ha asegurado que “quieren engañar a la población diciéndoles que ahora el recibo de los suministros bajará, pero es otra pantalla de humo, porque ya en 2016 cuando reestructuraron el primer préstamo que tiene endeudada a la empresa siguieron la misma estrategia para realizar su márketing y blanquear esta operación”. Según ha detallado, “se firma una serie de amortizaciones con estructura piramidal, donde los primeros años se paga menos y los últimos años más. De esta forma, ahora se puede permitir bajar el recibo a costa de subirlo en el futuro, como ha ocurrido hasta ahora”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*