Indignación en el sector turístico de Huelva ante la “actitud” sindical en plena temporada

Terraza de un establecimiento hostelero de Huelva

No han sentado nada bien las declaraciones realizadas este pasado martes por las centrales sindicales CCOO y UGT en el seno de las asociaciones empresariales firmantes del convenio colectivo del sector turístico onubense. “Claramente en su exposición, no han contado todo lo que ha acontecido desde la denuncia del convenio colectivo, realizada por primera vez en el historia desde su existencia por la parte empresarial allá por septiembre del año 2020″, señala la Asociación Provincial de Hostelería de Huelva (Aphh), que asegura que la vulneración de los acuerdos alcanzados “sienta un peligroso antecedente que podría enturbiar el desarrollo de la negociación colectiva de cara a futuro”.

“El simple hecho de que fuese la patronal del sector la que denunciara el convenio e impulsara la negociación de uno nuevo, es una muestra más que evidente de la voluntad puesta de manifiesto con un hecho obvio de responsabilidad atendiendo a la situación por la que atraviesa el sector desde comienzos del año 2020”, indica la asociación, que añade que “tampoco han mencionado las cuestiones exigidas por las centrales sindicales a través de una plataforma que obviaba absolutamente en toda su extensión las circunstancias por la que atraviesa el sector desde el comienzo de esta pandemia”.

Pero lo que más ha indignado al colectivo empresarial es la “actitud torticera” puesta de manifiesto por las centrales sindicales al “achacar a éste la paralización de las negociaciones del convenio colectivo”. En su opinión, “han obviado deliberadamente que ante el impulso dado por los empresarios respecto de la necesidad de avanzar en la negociación del convenio, se realizó una petición expresa de los propios sindicatos en el mes de febrero de este año para suspender las negociaciones hasta el mes de octubre, dado que entendían que para ellos era un momento muy complicado y que según sus propias palabras impedían un avance en el acercamiento de las posturas”.

Esta petición, “aunque en cierta manera no beneficiaba a los intereses del sector empresarial, fue respetada y aceptada, por lo que en la actualidad, este sorpresivo cambio de opinión y actitud no está justificado ni amparado en causa lógica alguna. Más bien coincide en el tiempo con el desarrollo de elecciones sindicales por lo que mucho se teme desde el sector empresarial que dicho cambio de actitud esté motivado en esto último”.

La Aphh quiere poner de manifiesto que previo a la última reunión de convenio convocada para el pasado día 6 de agosto, “ya se habían convocado las concentraciones y manifestaciones anunciadas en el día de ayer por las centrales sindicales UGT y CCOO, cuestión ésta que pone de manifiesto, sin lugar a dudas, que lo que subyace detrás de todo esto no es más que un interés particular que nada tiene que ver con el interés general del colectivo al que representan”.

Desde el sector empresarial se quiere hacer un llamamiento a “la responsabilidad y altura de miras más allá de los intereses particulares de una organización u otra”, y que “se actué de buena fe atendiendo a los principios básicos de una negociación en momentos de grandes dificultades como los que atraviesa el sector desde marzo del pasado año”.

No obstante, la actitud del colectivo empresarial será, “como siempre lo ha sido, una actitud colaborativa y realista, pero desde luego firme ante situaciones disparatadas, exhibiciones extemporáneas y peticiones que en su gran mayoría se alejan deliberadamente de la situación actual real por la que atraviesa el sector”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*