Andalucía destina 33,7 millones al mantenimiento de firmes en su red de carreteras

La Consejería de Fomento licita 20 contratos para mantener en buen estado el pavimento durante un periodo de cerca de cuatro años

Obras de emergencia en una carretera

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio invertirá cerca de 34 millones de euros en el mantenimiento de firmes de los más de 10.500 kilómetros que componen la red autonómica de carreteras de Andalucía. Estos contratos, que se han dividido en 20 lotes, garantizarán las tareas necesarias para la conservación en buen estado del pavimento y la señalización horizontal de las vías hasta 2025.

“Desde el primer minuto hemos apostado por la conservación de las carreteras, incrementando año a año la inversión con el único objetivo de mejorar una red viaria que nos habíamos encontrado en muy mal estado”, ha manifestado la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo. En esa línea, el Gobierno andaluz ha incrementado tanto la duración como las partidas destinadas al mantenimiento de firmes.

Los nuevos contratos suman una inversión global de 33,7 millones de euros para un periodo de 40 meses con posibilidad de una prórroga de 20 meses más, a diferencia del anterior contrato, que fijaba una cuantía de 12,4 millones para dos años.

Los pliegos establecen que las empresas adjudicatarias realicen un adecuado mantenimiento del firme, lo que incluye reposición de pavimento mediante microaglomerado, hormigón bituminoso o mezcla bituminosa; el repintado de la señalización horizontal (marcas viales) o la reposición de elementos de contención dañados o en mal estado.

La conservación de las carreteras incluye actuaciones urgentes que deben realizarse inmediatamente a su detección, como baches o deformaciones detectadas en la calzada cuya presencia entrañe un peligro para la seguridad vial, pero también otros trabajos programados, que puedan realizarse en un plazo no superior a 15 días desde su detección, ya que su existencia no entraña un peligro para la seguridad vial.

Los lotes se han determinado por zonas geográficas y número de kilómetros de red viaria. En Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla se han licitado tres lotes por provincia, mientras que en Almería, Cádiz, Huelva y Málaga se ha optado por dos contratos. El presupuesto base de licitación de cada uno de estos 20 contratos oscila entre los 1,6 y los 1,8 millones de euros. Además, en cada provincia se ha limitado la presentación de ofertas a uno sólo de los lotes para ofrecer una mayor distribución de los contratos, a la vez que se facilita el acceso a la contratación de pequeñas y medianas empresas.

Estos contratos de mantenimiento de firmes, que se están licitando entre los meses de julio y agosto, dan continuidad a la apuesta por la seguridad vial y la mejora del estado de las carreteras autonómicas que está llevando a cabo el Gobierno andaluz desde el inicio del mandato. Con ello, se trata de revertir la caída de hasta el 50% del presupuesto en conservación de la red viaria que se produjo entre los años 2008 y 2018 y que ha afectado al estado de las carreteras andaluzas. En los primeros meses, el trabajo se centró en normalizar la situación de los contratos de conservación de carreteras, que en su mayoría (32 de 35) estaban caducados o a punto de expirar sin posibilidad de prórroga, lo que comprometía la vialidad de nuestras carreteras.

Además, durante los presupuestos de 2019 y 2020 se ha ido incrementado la partida en conservación. Al respecto, destaca el hecho de que el pasado año se ejecutaron 135 millones de euros en conservación de carreteras, lo que supone la mayor inversión que se ha realizado en esta materia en el último lustro.

Con el aumento de la inversión, se quiere poner freno al empeoramiento que ha ido sufriendo la red viaria autonómica en los últimos años. Un informe elaborado por los técnicos de la Dirección General de Infraestructuras el pasado año ponía de relieve que más de 1.800 kilómetros de vías, es decir, un 17% del total, tenían el firme muy deteriorado fruto, en buena parte, de años de escasa inversión.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*