El 19% de los españoles seguirá pidiendo comida a domicilio aunque ya no estén confinados

los hábitos de consumo que han aumentado los servicios de delivery

La scale-up internacionalconecta las plataformas de delivery como Glovo, UberEats, Deliveroo, Just Eat-Takeaway.com y muchas otras empresas de reparto directamente con los restaurantes mediante la integración de sus sistemas TPV

Los españoles cada vez pisan menos sus cocinas. Las opciones de delivery y take away han ido ganando terreno en el último año hasta convertirse en algo cotidiano, impulsadas por el auge de la tecnología y por el cambio de hábitos de los consumidores, en especial de los millennials: el 45% de los españoles pidió comida a domicilio al menos una o dos veces por semana durante el confinamiento por el coronavirus, según un estudio realizado por Deliveroo.

Tras la pandemia, el delivery ha demostrado seguir siendo esencial. El 19% afirma que ha continuado pidiendo a través de la plataforma. Los usuarios millenials ansían la comodidad en todos los aspectos de sus vidas, una demanda que ha transformando la forma en que operan los restaurantes. El uso generalizado de apps de delivery les da acceso, desde cualquier lugar, a una gran variedad y cantidad de restaurantes. Como consecuencia, los clientes solo tienen que preguntarse qué tipo de comida les apetece para poder hacer su pedido desde el sofá o la silla de la oficina.

Los cambios de hábitos de consumo influenciados por la pandemia y la irrupción de fuertes grupos de nuevos consumidores, como los milennials y centennials y sus nuevas decisiones han sido uno de los factores que han propiciado este cambio en la industria hostelera.

Deliverect, la scale-up internacional que conecta las plataformas de delivery como Glovo, UberEats, Deliveroo, Just Eat-Takeaway.com y muchas otras empresas de reparto directamente con los restaurantes mediante la integración de sus sistemas TPV analiza cómo han influido los nuevos hábitos de consumo en el delivery y take away gracias a dar servicio a más de 12.000 establecimientos en todo el mundo.

La llegada de la digitalización

Mientras que las opciones de entrega a domicilio se limitaban a los folletos de los buzones que te invitaban a hacer tu pedido por teléfono, las nuevas aplicaciones de delivery han revolucionado los hábitos de consumo: ofrecen variedad, comodidad y un servicio más rápido y fácil y de usar. Una de las características implantadas en las plataformas de entrega, influenciado por las nuevas expectativas de los consumidores, ha sido la geolocalización de los datos. Los usuarios buscan inmediatez y estar constantemente actualizado de cuándo y cómo llegará su comida.

La sostenibilidad, factor decisivo en el nuevo contexto hostelero

La sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente, presente cada vez más en todos los sectores, también gana peso en el canal Horeca. Los españoles demandan cada vez más envases reciclables y productos de proximidad, dos puntos importantes para el 49% y el 47% de los comensales, respectivamente, según el último Barómetro de Tendencias en Restauración de Unilever Food Solutions. Cajas biodegradables, envases de plástico reciclables o cubiertos opcionales son algunas de las características que más demandan los usuarios.

Practicidad y sencillez

Más del 50% de los usuarios de aplicaciones de entrega a domicilio tienen entre 25 y 44 años, según Deliverect, por lo que el uso de chatbots y redes sociales para pedir comida está en boga.

La democratización de la inteligencia artificial ha permitido que las plataformas de delivery automaticen el proceso de entrega a un menor coste: por ejemplo, Just Eat ofrece a sus clientes realizar sus pedidos por voz a través de una función integrada en la aplicación, y tanto Amazon como Google permite a sus usuarios pedir por voz sus platos favoritos a través de sus asistentes de voz. Y tanto los restaurantes pequeños como las grandes cadenas están aprovechando la popularidad de una plataforma como Facebook para implementar asistentes virtuales o chatbots: Domino’s Pizza utiliza un chatbot en Facebook Messenger que permite a sus clientes realizar pedidos a través de emojis.

Deliverect espera que el sector del delivery crezca más del 25% anual entre 2018 y 2022, por lo que dominar y adaptarse a los nuevos hábitos de los consumidores se está convirtiendo en un tema clave para los restaurantes. No perder el tren y comenzar a adoptar buenas prácticas en las entregas a domicilio ahora es vital. Con una solución como Deliverect, todos los pedidos de las plataformas de entrega se envían automáticamente a la cocina y se centralizan en el sistema de pago, lo que garantiza que el cliente reciba lo que pidió. De esta manera, el hostelero puede despreocuparse de los pedidos online y centrarse en el servicio de la sala, facilitando su día a día y aumentando sus beneficios.

 

  • Deliverect analiza cómo han influido los nuevos hábitos de consumo en el delivery y take away gracias a dar servicio a más de 12.000 establecimientos en todo el mundo

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*