La rebaja del IVA del aceite, «huida hacia adelante para no actuar ante subidas ilegales», dice Facua

Un lineal con distintas marcas de aceite

La nueva rebaja del IVA en el aceite de oliva aprobada este martes en el Consejo de Ministros es una «huida hacia adelante» del Gobierno para «no actuar» ante las «subidas ilegales» de márgenes que se vienen produciendo desde que entró en vigor la medida en enero de 2023, ha asegurado Facua-Consumidores en Acción.

En reacción a la bajada del IVA al 0%, la asociación reacciona señalando como una «gravísima dejación de funciones» que el Ejecutivo haya «eludido» controlar el cumplimiento de la prohibición de subir márgenes que llevaba aparejada la bajada del IVA en alimentos básicos. «El enorme impacto fiscal de la rebaja, una bajada en la recaudación que ha superado los 2.000 millones de euros en este año y medio, no ha venido acompañado de los debidos protocolos de seguimiento sobre la evolución de los precios y los costes en todas las fases de la cadena alimentaria», señala Facua.

Asimismo, insiste en reclamar la intervención de precios, de manera que se fijen topes para poner fin a la especulación tal y como permite el artículo 13.2 de la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista.

Tras las reiteradas denuncias de la asociación, a finales de febrero el Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2023 anunció un requerimiento de datos a las principales cadenas de supermercados para investigar en qué alimentos y empresas podrían haberse producido esos aumentos ilegales de márgenes. A día de hoy, sigue sin hacer públicas sus conclusiones ni anunciar ningún expediente sancionador.

«Estrategia del despiste»

«El aceite de oliva es el producto con el IVA rebajado donde más claramente se han producido incrementos ilegales de márgenes, advierte el secretario general de la asociación, Rubén Sánchez. «Con la nueva bajada del IVA intentan tomarnos el pelo. Es la estrategia del despiste. Todo por no actuar contra quienes están forrándose como nunca a costa de devaluar nuestro poder adquisitivo», critica Sánchez, que señala que «habría que preguntarse si en España, las grandes cadenas de supermercados mandan más que los partidos que están en el Gobierno».

Según los análisis de Facua, desde que entró en vigor la rebaja del IVA, en enero de 2023, la botella de un litro de aceite de oliva virgen extra se ha encarecido una media de 6,71 euros en los supermercados, casi el triple de los 2,45 céntimos que ha subido en origen.

El ultimo estudio de la asociación, realizado a comienzos de este mes de junio, pone de manifiesto que la botella de un litro de aceite de oliva virgen extra se ha encarecido de media un 75% en los últimos doce meses. Pero hay marcas que han llegado a subir hasta un 165%. Es el caso de Coosur y Hojiblanca en Eroski, que han pasado de 5,99 euros en junio de 2023 a 15,89 euros en junio de 2024.

Y en el último mes, la evolución de los precios ha representado una «ínfima» bajada, del 1,5%. Menos de uno de cada tres precios analizados por la asociación han disminuido y muchas marcas incluso han vuelto a subir de precio. De los 75 precios de distintas marcas, envases y variedades registrados por Facua, 41 siguen siendo idénticos al mes anterior, 21 han bajado y 13 han subido.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*