Sanidad incluye el asesinato de Benicàssim como violencia de género y eleva a 57 el balance mortal de 2017

Han sido asesinados además 8 niños por sus padres

Los onubenses muestran su repulsa a la violencia machista por las calles de Huelva

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha incorporado a las estadísticas de 2017 el asesinato de una joven en Benicàssim (Castellón) cuyo exnovio estrelló el vehículo al que la forzó a entrar contra una gasolinera causándole la muerte en un caso que permanecía en investigación. Se eleva así a 57 el balance mortal de la violencia machista para el año pasado.

En total, 944 mujeres y niños han sido asesinados en España en crímenes de este tipo desde que comenzaron a recogerse estadísticas oficiales en el año 2003 (2013 en el caso de los menores) y 2017, el año en el se ha firmado un Pacto de Estado contra la Violencia de Género, se ha saldado con un incremento en los homicidios: 49 mujeres, frente a las 44 de 2016 y 8 niños, frente a un asesinato registrado el año anterior.

No obstante, la cifra podría seguir en aumento a medida que se vayan esclareciendo tres casos que aún quedan en investigación. Se trata de los feminicidios registrados en 2017 en Mogán (Las Palmas), La Llagosta (Barcelona), y Redondela (Pontevedra) y de los que aún no se ha concluído que tuvieran móvil machista.

Asesinados ocho niños

A lo largo de 2017 han sido asesinados además 8 niños por los hombres que torturaban a sus madres, la cifra más elevada desde que en 2013 comenzaron a computarse también estos casos que, desde la Ley de Protección de la Infancia y la Adolescencia, constan como crímenes de violencia de género. En estos cuatro años de estadísticas han sido 23 los menores de edad asesinados en estas circunstancias.

La violencia de género que acaba en muerte ha dejado otras víctimas este año, los 27 niños que se han quedado huérfanos de madre en estos crímenes. Entre ellos están los tres hijos de la mujer de Azuqueca de Henares (Guadalajara), que habrían presenciado el asesinato de su madre, registrado en el mes de diciembre. Además, otro hombre asesinó el mismo mes al nuevo novio de su ex, aunque este tipo de homicidios no computan en las estadísticas oficiales ni en la Ley Integral como casos de violencia de género.

Según los datos, en 11 de los feminicidios registrados este año, incluído el de Benicàssim, existían denuncias previas por violencia de género y 6 de las mujeres que las habían interpuesto tenían medidas de protección en vigor en el momento del asesinato.

En cuanto a las víctimas, el grupo más numeroso (16 mujeres) tenía entre 31 y 40 años de edad, 11 de 51 a 50 y diez no habían cumplido la treintena. La gran mayoría eran de nacionalidad española y en seis de cada diez casos, aún convivían con su maltratador, de quien seguían siendo pareja. Fueron 19 las mujeres que ya habían roto con el asesino o estaban en fase de ruptura.

Madrid y la Comunidad Valenciana son las regiones que tienen que lamentar más víctimas mortales este año, con un total de 8 mujeres asesinadas en cada territorio. Han sido siete en Cataluña y Andalucía; seis en Castilla-La Mancha, cuatro en Canarias, tres en Murcia, dos en País Vasco y Extremadura y una en Galicia y en Navarra.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com