Recreativo: la última palabra la tendrá el Registro Mercantil

Como ya adelantaba Huelvared.com desde la madrugada del lunes, el Consejo de Administración de Huelva Deportes SA, sociedad cien por cien municipal, diría no a la aprobación de las cuentas que los actuales gestores del Recreativo de Huelva SAD van a llevar a la Junta de Accionistas, convocada, en primera convocatoria, para la mañana del día 24 de mayo en el propio Estadio Colombino, si bien no es descartable que se tuviera que celebrar en segunda convocatoria si no comparece el representante legal de Gildoy, sociedad que posee más del 51% de las acciones de la entidad. La documentación que reproducimos en nuestro medio online, en cuanto a las Cuentas Anuales, son los únicos documentos que han llegado a Huelva Deporte SA. Ni la memoria de actividades, ni el informe de auditoria ni tampoco el presupuesto de la temporada 2015-2016, que aunque ya cumplido por el retraso en celebrar la Junta de Accionistas, se tendría que ver en la misma.

Pero sin duda, el punto de orden del día que puede ser más relevante, de cara a una posible venta de las acciones de Gildoy a Infotelwi y el nombramiento de nuevos miembros del Consejo de Administración, que tampoco figura en el orden del día, es la aprobación a la vez, en esta misma Junta de Accionistas, de las cuentas anuales de años anteriores, dado que, como ha explicado el propio Pablo Comas, el Registro Mercantil de Huelva no dio por válidas, por un defecto de forma, las Juntas en las que se aprobaron las cuentas anuales de años anteriores, lo que conlleva que la hoja del Recreativo de Huelva SAD permanezca ‘cerrada’ y no pueda registrarse ningún acuerdo societario.

Por tanto, los asistentes a la Junta de Accionistas del día 24, a las 10:00 horas, en el Estadio Colombino se van a encontrar que, además, de decir sí o no a las cuentas anuales que se presentan, también tendrán que refrendar lo que se decidió en las anteriores convocatorias en las que figuraban la situación contable de esos años. Por lo que ha informado Huelva Deportes SA, al parecer, estos puntos del orden del día, que resultan vitales para desbloquear la situación registral, no fueron abordados en su reunión de este lunes, 23 de mayo, y si fueron tratados las votaciones no se han querido dar a conocer por ninguno de los componentes (no asistió el consejero por el grupo municipal Mesa de la Ría) de este órgano de administración de la mencionada sociedad municipal.

HAY QUE APROBAR LA CUENTAS DE LOS AÑOS ANTERIORES

Apruebe lo que se apruebe y con lo que se quiera hacer constar en el acta, que tiene que se aprobada en la misma Junta de Accionistas de la SAD en este mismo día 24, toda la documentación tiene que pasar al Registro Mercantil y ser valorada, con la severidad legal de la que hace gala su titular y que es bien conocida en los ambientes jurídicos y asesorías contables y fiscales de Huelva. Mientras el Registro no se pronuncie, lo cual en unas circunstancias normales puede tardar entre 10 y 15 días, no podrá ser inscrito ningún acuerdo adoptado en el seno del Recreativo de Huelva. Todo cuanto conste en el acta de la Junta de Accionistas va a tener carácter ‘muy relevante’ en cuanto a los pasos a dar por el Registro, que bien podría comunicar al Juzgado Mercantil los citados documentos al ser una sociedad concursada en la fase de cumplimiento de convenio. En especial el relativo al afloramiento contable, sobre la base de una tasación, de la propiedad del Estadio como un activo. En la opinión de expertos concursalistas de Huelva, esta “Junta más que para aficionados es para juristas y, en especial, fiscalistas y buenos conocedores del  Plan Contable”. Es un acto societario de especial trascendencia que puede abrir o cerrar la opción de que Gildoy  pueda vender sus acciones a Infotelwi o a un tercero.

Finalmente, en cuanto a una posible demanda presentada en el Juzgado de lo Civil para invalidar el acuerdo alcanzado hace años por el Recreativo de Huelva como SAD y el Ayuntamiento de Huelva, el secretario informó a los consejeros de Huelva Deporte SA que todavía no ha llegado ningún requerimiento y, por tanto, se desconoce el contenido de la misma. Desde un punto de vista legal, y por cuanto el Recreativo de Huelva como SAD no puede ir en contra de sus propios actos jurídicos, la posible demanda sólo podría haber sido presentada por la empresa Gildoy, pero carecería de legitimidad en el momento en que vendiera todas sus acciones del Recreativo. Todas estas cuestiones jurídicas, de enorme importancia, en la gestión de una compañía mercantil, que al día de hoy en día es el Decano,  podría estar retrasando elevar a público y registrar el acuerdo de compraventa de las acciones entre Gildoy e Infotelwi que se firmó en documento privado el día 28 de abril. Como queda escrito, un enorme ‘laberinto’, no ya sólo por la elevada carga de más de 23 millones de euros en cuanto al saldo de los acreedores que nadie exploica cómo se va a poder afrontar y por quién, en el que la última palabra la va tener en los próximos días el Registro Mercantil de Huelva.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*