Opinión



ATA crea un decálogo para mejorar la prevención de riesgos laborales de los autónomos y reducir siniestralidad

Se quiere fomentar la cotización por Accidente de Trabajo y Enfermedad Profesional

ATA quiere enfatizar con su decálogo sobre la importancia de la prevención

La Asociación de Trabajadores Autónomos considera imprescindible una mayor implicación de las administraciones públicas con el colectivo de autónomos en materia de prevención de riesgos laborales tal y como exige la norma y que las organizaciones de autónomos participemos de forma activa en políticas preventivas que reduzcan la siniestralidad. Por ello, desde ATA han realizado un decálogo de propuestas para mejorar la prevención de riesgos laborales y reducir la siniestralidad en el colectivo”, apunta José Luis Perea, director del área de Prevención de Riesgos Laborales de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA.

  1. Fomentar la cotización por Accidente de Trabajo y Enfermedad Profesional (AT/EP) actualmente por debajo del 20% del colectivo a través de campañas que sensibilicen e informen a los autónomos sobre las ventajas de la misma.
  1. Dar cumplimiento y concreción al art 8 del LETA que atribuye a las Administraciones Públicas las tareas de tutela y vigilancia sobre las condiciones preventivas de los autónomos. La norma insta a las Administraciones Públicas competentes a propiciar formación específica y adaptada a las peculiaridades del trabajador autónomo con la finalidad de crear una cultura preventiva en el colectivo. Nueve años después de la entrada en vigor del LETA tanto a nivel nacional como en las CCAA no existen prácticamente programas o actuaciones públicos que pretendan estos fines.
  1. Mejorar el Sistema de incentivos bonus-malus, que permite reducciones en las cotizaciones por contingencias profesionales a las empresas que reduzcan su siniestralidad laboral, reduciendo cargas administrativas y agilizando plazos. Adecuar el sistema a aquellos autónomos sin trabajadores que coticen por AT/EP especialmente en los sectores de mayor siniestralidad para que les resulte atractivo teniendo en cuenta que la poca bonificación que reciben y el gasto público que supone su baja por accidente.
  1. Desarrollar e implantar por parte de la Administración de herramientas de autodiagnóstico y autoprevención para el colectivo de autónomos sin trabajadores.
  1. Desarrollar reglamentariamente la nueva Ley de Mutuas donde se estableció la incorporación de las organizaciones de autónomos a los órganos de participación de las mutuas teniendo representación tanto en la comisión de control y seguimiento, como en la comisión de prestaciones especiales
  1. Potenciar y priorizar la formación en materia de Prevención de Riesgos Laborales, que permita al autónomo asumir las tareas de implantación de la prevención en su negocio. Favorecer programas de formación específica en los sectores de construcción y metal para la obtención sus tarjetas profesionales. Esta formación debería desarrollarse a través de programas públicos hasta tanto no se establezca la cotización por formación y el autónomo pueda bonificársela como ocurre con los asalariados
  1. Implementar campañas formativas e informativas en el ámbito de la subcontratación, en la coordinación de actividades empresariales y sobre los nuevos riesgos emergentes como los psicosociales.
  1. Favorecer la implantación de la PRL en los TRADES propiciando fórmulas que permitan compartir con el cliente principal los gastos derivados de la gestión de la prevención.
  1. Participación de las organizaciones de autónomos más representativas en aquellos órganos institucionales donde se debate y proponen mejoras para la prevención en el colectivo así como dar cumplimiento a las disposición adicional duodécima del LETA que insta a las organizaciones de autónomos a realizar programas de formación e información que promovidos por las administraciones públicas persigan reducir los accidentes laborales y evitar enfermedades profesionales.
  1. Creación de un Observatorio Permanente de la Siniestralidad Laboral en los autónomos con la participación de organizaciones de autónomos más representativas, Administración Central, Comunidades Autónomas y Mutuas desde donde se analicen todas las variables y causas de los accidentes laborales en el colectivo y la proposición de mejoras.

En 2015 los autónomos tuvieron 2.284 accidentes durante su jornada de trabajo y 13 in itinere.

Sólo uno de cada cuatro autónomos está inscrito en contingencias profesionales.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*