Acaip denuncia la agresión de un recluso a dos funcionarios en el centro penitenciario de Huelva

Advierte del aumento del nivel de conflictividad en la prisión

Acaip dice que el centro de Huelva es uno de los más conflictivos de España

Un recluso ha agredido a dos funcionarios del centro penitenciario de Huelva este pasado viernes, según ha denunciado el sindicato Acaip (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias), que ha indicado que uno de los trabajadores requirió asistencia hospitalaria por lesiones en una mano debido a patadas y puñetazos supuestamente propinados por el interno, “al intentar evitar que éste se autolesionara”.

Se trata, según Acaip, de un interno “muy conflictivo” que presenta “graves problemas psiquiátricos” y había protagonizado diversos incidentes en el centro, hasta el punto de que el día anterior había agredido a otros internos en el módulo de Enfermería.

Acaip denuncia que la prisión de Huelva “se está convirtiendo en el destino idóneo para internos con un amplio historial de incidentes violentos en otras prisiones del país, que al final suelen acabar recalando” en dicho centro, de modo que “el nivel de conflictividad en la prisión de Huelva se va incrementando de forma significativa, sin que podamos atisbar por parte de la dirección del centro una intervención diligente ante estos hechos, por desgracia cada vez más comunes en los últimos tiempos”.

Centro inadecuado

Acaip no comprende “el traslado de un interno de estas características a nuestro centro penitenciario, cuando no existen ni los recursos materiales ni humanos para albergar a este tipo de reclusos violentos y con estas patologías psiquiátricas”, añade Acaip, que insiste en que “no se han tomado por parte de la dirección del centro, teniendo en cuenta la trayectoria penitenciaria y trastornos mentales del recluso, medidas para evitar las agresiones tanto al resto de la población reclusa como a funcionarios”.

El sindicato afirma que “la pasividad de la dirección del centro penitenciario ante este escenario, la saturación del departamento de aislamiento, que en muchos momentos condiciona una eficaz respuesta ante este tipo de situaciones, así como la eliminación del reparto de medicación psiquiátrica a internos drogodependientes los fines de semana y festivos por razones presupuestarias, hace que la escalada de incidentes con agresiones a compañeros que ha venido sufriendo nuestra plantilla nos haga cuestionar la capacidad de la dirección para dar un giro a la deficiente gestión que se está realizando hasta ahora”.

“Al margen de los problemas endémicos que sufrimos en nuestro centro, existe un aumento paulatino de enfermos mentales entre la población reclusa que contrasta con la falta de personal psiquiátrico para tratarlos y una continua disminución del personal de vigilancia”, asegura Acaip, que concluye asegurando que “esta escasa protección jurídica de nuestro colectivo encuentra su colofón en la exclusión del personal penitenciario del Protocolo de Actuación frente a las agresiones a los funcionarios públicos de la Administración General del Estado por parte de la Administración y los sindicatos negociadores, una situación incomprensible cuando el 65 por ciento de las agresiones de la Administración General del Estado se producen en centros penitenciarios”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*