Rajoy no obtiene el respaldo de la mayoría absoluta necesario para ser elegido presidente en primera votación

No logra ser investido al cosechar 180 votos en contra frente a 170 a favor

Rajoy, en su discurso de investidura, se dirige a los diputados de la Cámara

El candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha logrado este jueves la mayoría absoluta necesaria – al menos 176 votos – para ser elegido en primera votación, al conseguir el voto favorable de 170 diputados y el rechazo de 180. Se trata de unas cifras exactas a las que hubo en su investidura fallida en agosto pasado.

Como se esperaba, los 180 votos en contra de Rajoy han sido de diputados del PSOE, Unidos Podemos-En Comú-En Marea, Esquerra Republicana (ERC), PNV, la antigua Convergència (hoy Partit Demòcrata Català), Compromís, Bildu, y Nueva Canarias. Rajoy ha sido derrotado habiendo logrado el respaldo de 170 diputados, que representan el 48,5% de la Cámara. Le han apoyado PP, Ciudadanos, Coalición Canaria (CC) y sus aliados electorales UPN y Foro Asturias.

Durante la sesión de este jueves, Rajoy ha lanzado diferentes mensajes en los que ha ratificado la disposición al diálogo que ya adelantó en su discurso de ayer miércoles y se ha abstenido de criticar a partidos con los que pretende llegar a acuerdos durante la legislatura, como el PSOE, Ciudadanos o el PNV. Como muestra de su talante negociador, ha anunciado que, mientras se logra acordar un pacto de Estado en educación, el Ejecutivo suspenderá los efectos académicos de las reválidas en ESO y Bachillerato previstas por la Lomce y no se exigirán para obtener esos títulos.

En nombre del PSOE, su portavoz en el Congreso, Antonio Hernando, ha defendido la abstención a Rajoy en segunda votación, convencido de que “el tiempo nos dará la razón”, al ser la única vía para evitar unas terceras elecciones, pero ha dejado claro que esta abstención no será un apoyo de legislatura ni un aval a los próximos presupuestos.

Antonio Hernándo ha advertido a Rajoy que la abstención del PSOE no es un apoyo a su legislatura
Antonio Hernando ha advertido a Rajoy que la abstención del PSOE no es un apoyo a su legislatura

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha agitado el debate reivindicando las protestas en las calles para defender las instituciones frente a los “antisistema” del Parlamento y considerando que “hay más delincuentes potenciales en el Congreso que fuera”, lo que ha provocado el malestar de la mayoría de los diputados y el toque de atención de la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, a Iglesias.

Mientras el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha atribuido en exclusiva a Rajoy el éxito o el fracaso de la legislatura, el portavoz de ERC, Joan Tardá, ha dedicado todo su tiempo a defender la apuesta independentista en Cataluña, ante la que ha dicho que sólo cabe “referéndum o referéndum”.

El presidente del Partido Popular y candidato a presidir el Gobierno se someterá a una nueva votación pasadas 48 horas, es decir, el próximo sábado, a las 18.30 horas. En este segundo debate, el candidato tendrá diez minutos para pedir el respaldo de la Cámara, y los representantes de los grupos parlamentarios dispondrán de cinco minutos. En esta votación, el candidato será investido presidente si obtiene mayoría simple, es decir, más votos a favor que en contra. Lo que cambiará el sábado respecto a la votación de este jueves será la abstención del PSOE, con la duda aún de cuántos de sus diputados no acatarán la disciplina de voto y si entre ellos estará su ex secretario general Pedro Sánchez.

 

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*