El acuerdo con Bruselas supondrá 41.000 toneladas adicionales de pesca, con un valor de 44 millones de euros, según García Tejerina

Se reduce un 1,5% la cuota de merluza sur

García Tejerina en Bruselas, tras el acuerdo alcanzado por los ministros de Pesca de la UE

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado esta madrugada en Bruselas por los ministros de Pesca de la Unión Europea sobre el reparto de cuotas de pesca para 2017. Este acuerdo supone que los pescadores españoles obtendrán 41.000 toneladas adicionales de pesca para el próximo año, con un valor económico de 44 millones de euros.

García Tejerina ha asegurado que España ha conseguido “un buen acuerdo”, tras una propuesta inicial de la Comisión “decepcionante”. Según ha recalcado, “la política impulsada por el Gobierno de España, basada en el mejor asesoramiento científico posible, un control riguroso y en la defensa de un aprovechamiento sostenible de los recursos, redunda en una mejora de la rentabilidad y de las condiciones de pesca para el sector español”. En este sentido, la ministra ha reiterado cómo este “trabajo riguroso” ha permitido a España lograr un “buen resultado”, tras dos días de intensas negociaciones en el Consejo de Ministros de Pesca.

Posibilidades de pesca

En concreto, el acuerdo cerrado esta madrugada, según explica el Ministerio, modera “notablemente” los recortes propuestos inicialmente por la Comisión. Por lo que se refiere a los stocks del norte, los que se capturan en aguas comunitarias (Gran Sol), las posibilidades de pesca para la merluza norte se incrementarán en un 10% con respecto a 2016, lo que representa un máximo histórico, con 33.781 toneladas disponibles para la flota española. Respecto al rape, donde se partía de una propuesta muy restrictiva, se mantendrá la misma cuota de 2016.

Por lo que se refiere a los stocks del sur (aguas ibéricas), se ha logrado mejorar “sensiblemente” la propuesta de la Comisión. Así, se ha obtenido una subida del 53,9% para rape, una reducción del 1,5% sobre la cuota de 2016 para merluza sur, y se suaviza la bajada inicialmente propuesta para el gallo, de un 25 al 15 por ciento.

En relación con la anchoa del cantábrico, se mantienen las posibilidades de pesca para 2017 (33.000 toneladas). Y en el caso del boquerón del Golfo de Cádiz, se fijan unas capturas máximas de 12.500 toneladas, con posibilidad de revisión a lo largo del año sobre la base del estado del stock.

Al mismo tiempo, se han incrementado un 6,9% las posibilidades de pesca para jurel (Noroeste y Golfo de Cádiz) y un 5% para cigala (Golfo de Cádiz). En cuanto al jurel oeste, se limita la reducción a un 23%, cuando la propuesta inicial partía de un 45%.
De igual forma, el acuerdo alcanzado incluye un incremento de las cuotas de raya (un 10% en las zonas 8 y 9, y un 5% en las 6 y 7), así como el mantenimiento de las posibilidades de pesca para el abadejo y el merlán del Golfo de Vizcaya, frente a las peticiones de reducción de hasta un 20%.

Por otra parte, el reglamento acordado por el Consejo de Ministros de Pesca recoge asimismo las cuotas de bacaladilla y caballa, previamente negociadas con terceros Estados (Noruega, en el caso de la bacaladilla; y Noruega, Islandia e Islas Feroe, en el caso de la caballa). De esta forma, la cuota de bacaladilla se incrementa un 80% y la de caballa un 15%.

Igualmente, destacar la no inclusión de cuotas para especies pelágicas en el Adriático, inicialmente previstas en la propuesta de la Comisión, con lo que se evita, según el Ministerio, un precedente para el Mediterráneo. Además, se han suprimido las restricciones propuestas para lubina en el Golfo de Vizcaya, que hubieran complicado la actividad pesquera.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*