Opinión



El PP pide a la Junta que retire el “decretazo” sobre guarderías que afecta a 4.000 familias onubenses

Lleva una PNL al Parlamento y pide que se convoque la Mesa Sectorial

La parlamentaria Carmen Céspedes se ha reunido con Aces Huelva y la directora de la guardería ‘Carcajadas’

El Partido Popular de Huelva ha pedido a la Junta de Andalucía la retirada del nuevo Decreto Ley de Escuelas Infantiles con el que el Gobierno andaluz trata de cambiar la relación con las guarderías, que pasarían de ser conveniadas a ser adheridas, de forma que se amplía el número de plazas en 2.500, “pero destinando el mismo dinero que antes”, según ha señalado la parlamentaria andaluza del PP, Carmen Céspedes, que ha criticado que el Gobierno de Susana Díaz “con este decretazo trata de tener más por el mismo dinero a costa de las familias y las escuelas cuando serían necesarios 20 millones de euros más de inversión presupuestara para ampliar el número de plazas previstas”.

Céspedes ha mantenido una reunión con representantes de guarderías onubenses, representados por Pedro Oliveira, presidente de ACES Huelva (Asociación Andaluza de Empresas de Economía Social) y la directora de la guardería ‘Carcajadas’, Isabel Ramírez,

La popular ha señalado que los representantes de las guarderías “nos han trasladado que se está generando una enorme preocupación en el sector y entre los padres ante la decisión de la Junta de sustituir el modelo de convenio por la creación de una red de centros que prevé un aumento de plazas pero sin el aumento de la inversión, una medida que incidiría negativamente en la calidad educativa y que compromete a muchas guarderías que, como ésta, fueron creadas por cooperativas de profesores”.

Discriminación

Céspedes, que ha informado de la PNL que le PP va a debatir el próximo jueves en el Parlamento andaluz, ha subrayado que la pretensión de la Consejería de Educación con este nuevo Decreto Ley es “dejar fuera de las bonificaciones para las guarderías a las familias que soliciten una plaza después del mes de mayo”, lo que supone “una verdadera discriminación puesto que en una misma clase habría niños cuya plaza estaría bonificada y otros no”.

Para el PP, esta medida “perjudica gravemente a los centros de Educación Infantil que hay en la provincia, puesto que las familias podrían renunciar a llevar a sus hijos a estos centros ante la obligación de abonar la totalidad de la plaza, pero sobre todo, perjudica a las familias que se van a ver afectadas por la reducción de dichas bonificaciones, pese a que los alumnos pueden incorporarse a los centros a partir de las 16 semanas del nacimiento”.

En Huelva, ha recordado Céspedes, hay 4.000 niños de entre cero y tres años que están matriculados en guarderías conveniadas y el 95 por ciento de las familias cuenta con algún tipo de bonificación, por lo que ha incidido en la importancia de alcanzar un consenso con la comunidad educativa.

Céspedes ha puesto de manifiesto que el Gobierno de Díaz “pretende cambiar las reglas del juego sobre las ayudas que reciben las familias, restringiendo el plazo de solicitud de becas al comienzo del curso”. De este modo, “quedarían fuera muchos niños que en ese momento ni siquiera han nacido, ya que los alumnos pueden incorporarse a las escuelas infantiles a partir de las 16 semanas del nacimiento”.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*