Opinión



La inflación de Alemania se desacelera más de lo esperado en marzo

Puerta de Brandenburgo en Berlín, símbolo de Alemania

La Oficina Federal de Estadística de Alemania ha informado hoy de que la inflación se desaceleró más de lo esperado durante el mes de marzo, aliviando así parte de la presión sobre el Banco Central Europeo (BCE) para que relaje próximamente sus estímulos monetarios.

De acuerdo con los datos ofrecidos por la Oficina Federal de Estadística (Destatis), los precios al consumo, que fueron armonizados para compararlos con otros países europeos, se incrementaron un 1,5% interanual después de haberse ubicado en máximos de 4 años y medio el pasado mes de febrero, cuando el dato se situó en 2,2%.

Esta lectura correspondiente al mes de marzo supuso la primera desaceleración de la inflación anual en casi un año, además de ubicarse por debajo de la estimación previa que había sido consensuada por Reuters en 1,9%.

Si no se toman los datos armonizados, la inflación anual se desaceleró al 1,6%, desde el 2,2% en febrero.

Los crecientes precios de la energía y el incremento en el costo de los alimentos, han sido los principales motores después del aumento general, sin embargo, ambos se elevaron de forma menos aguda que en el mes de febrero, un desajuste a la baja frente al dato no armonizado.

El BCE ha bajado los tipos de interés hasta ubicarlos en territorio negativo y ha implementado un programa de compra de bonos por 2,3 billones de euros, con el propósito de inyectar dinero en la economía europea.

Los técnicos del BCE han señalado que el organismo central tiene que analizar si las subidas de los precios a principios de año son sostenibles a mediano plazo antes de considerar un cambio de sus políticas.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*