Opinión



Carmen Posadas habla en Huelva sobre literatura, historia y la relación con Iberoamérica

Protagoniza junto a Lucía Vallellano un encuentro literario en el 525 Aniversario

Carmen Posadas junto a Lucía Vallellano y Lourdes Garrido

El papel de la literatura y la historia en la relación de España con Iberoamérica ha estado muy presente en el encuentro que la escritora uruguaya Carmen Posadas y la periodista onubense Lucía Vallellano han protagonizado dentro del ciclo literario del 525 Aniversario del Encuentro entre Dos Mundos,  al que ha asistido la diputada de Cultura, Lourdes Garrido. Una propuesta “que sirve de umbral para adentrarnos en el universo de las letras de Iberoamérica”, en palabras de Vallellano, quien ha destacado “la brillante y dilatada trayectoria literaria, jalonada por premios y reconocimientos”, de Carmen Posadas.

La periodista onubense ha felicitado a la escritora por el Premio iberoamericano de Periodismo que ha recibido por su artículo ‘Soñar en Español’, publicado al pasado año, en el que la escritora hace una defensa de la lengua castellana, “una lengua que en un encuentro como éste pone de manifiesto la influencia y riqueza común”.

Con el título de ‘Amor, literatura y otros demonios’ ambas han mantenido un diálogo que ha permitido al público conocer mejor la obra de Carmen Posadas y su forma de enfrentarse al oficio de la escritura. En él se ha puesto de manifiesto la influencia en nuestras letras de la literatura latinoamericana, con especial reconocimiento a la literatura uruguaya, que ha dado nombres de grandes autores, como Eduardo Galeano, Mario Benedetti o la propia Carmen Posadas.

Los vínculos con Iberoamérica también se tejen en la última novela de la escritora, ‘La Hija de Cayetana‘, en la que cuenta la historia, hasta ahora desconocida, de que la duquesa de Alba había adoptado a una niña negra llamada María de la Luz. Una historia que constituye “un relato de la relación con América, de las colonias con la metrópoli que era España”, y que traslada al lector al final de siglo XVIII, “con las ideas de la ilustración, los enredos de la aristocracia, el recién comenzado reinado de Carlos IV, las relaciones de las colonias con la metrópoli, una España de contrastes que de un lado pretendía ser refinada, afrancesada y por otro albergaba en su seno las penalidades de la esclavitud”, según ha apuntado Vallellano.

Carmen Posadas dijo en una entrevista que muchas veces las anécdotas, “esa letra pequeña de la Historia, es la que acciona la mente del escritor, la fuente que le hace fluir las ideas”. Y, al igual que le ocurrió a García Mázquez en ‘Amor y otros demonios’, Carmen Posadas se inspiró en su última novela ‘La Hija de Cayetana’ en esa pequeña “historia dentro de la historia”, ha añadido.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*