Opinión



La música insólita de Fetén Fetén llega con Desinstrumentados a ‘Harina del otro costal’ en Trigueros

El concierto tendrá lugar el 24 de junio

Los músicos burgaleses Diego Galaz y Jorge Arribas (Fetén Fetén) ofrecen un paseo por la memoria de la música popular a ritmo de swing, fox-trot, vals, fandango, bolero, jota, chotis, seguidillas, pasodoble o habaneras. Será el 24 de junio en el Centro de Arte Harina de Otro Costal (Trigueros) de la mano de Desinstrumentados, un proyecto documental sobre instrumentos insólitos.

Abran bien las orejas para escuchar cómo suena un serrucho o una flauta de hueso de ala de buitre. El 24 de junio, el Centro de Arte Harina de Otro Costal recibirá la música instrumental insólita de los músicos burgaleses Jorge Arribas y Diego Galaz, componentes de Fetén Fetén.

El dúo ha presentado su tercer disco (Cantables) en el que grandes artistas como Julieta Venegas, Jorge Drexler, Natalia Lafourcade o Rozalén ponen voz a sus temas instrumentales. A este trabajo le precedió su segundo álbum (Bailables) y un primer disco llamado Fetén Fetén.

En este concierto, a través de sus melodías, Diego y Jorge se pasearán por la memoria de la música popular transmitiendo emociones a ritmo de swing, fox-trot, vals, fandango, bolero, jota, chotis, seguidillas o habaneras. Y lo hacen sin estancarse en los ritmos tradicionales, con composiciones propias que aportan un soplo de aire fresco. La música de Fetén Fetén tiene alma alegre. Por eso la acompañan de instrumentos sorprendentes como violín trompeta, phonoviolín, serrucho, mandolina, vibrandoneón o la flauta silla de camping. La música de Fetén Fetén también está llena de magia y podría suceder que de sus instrumentos insólitos emerjan mares o gaviotas.

Diego y Jorge son dos de los protagonistas de Desinstrumentados (La magia de los instrumentos insólitos), un proyecto documental que profundiza en el sorprendente mundo de los instrumentos raros, menos conocidos, a través de artistas insólitos que, más allá de crear propuestas originales y divertidas, apuestan en nuestro país por la cultura en su sentido más amplio, defendiendo los caminos alternativos, la creatividad , los valores y la magia musical

Serruchos, sartenes, ladrillos y escobas se convierten, mágicamente, en instrumentos musicales. Hay utensilios de cocina como las cucharas que suenan bonito si se saben tocar. De hecho, en las épocas en las que la gente pasaba hambre así se hacía música, con lo que la gente tenía a mano. También se puede hacer un instrumento musical de elementos reciclados, como un tetrabrik de leche. Y hay instrumentos antiguos, como el phonofiddle, que han sido recuperados para rescatar las emociones que produce su so- nido.

De todo esto, de música, cultura (rural y urbana), folclore, patrimonio musical y cultural de los pueblos, de abrir la mente, de imaginar, de creer que es posible, de alternativas, habla Desinstrumentados.

El proyecto documental está impulsado y dirigido por la periodista Silvia Melero Abascal. La idea nació tras conocer el Festival de Intérpretes e Instrumentos Insólitos de Burgos que dirige Diego Galaz. Desinstrumentados se presenta con un primer corto, mientras se siguen rodando las historias insólitas de estos instrumentos para completar el largometraje.

Junto al proyecto, se está desarrollando la #GiraDesinstrumentados con diversos eventos culturales en los que se proyecta el corto acompañado de un concierto o taller didáctico de alguno de los artistas que protagonizan el documental. Ya se han realizado conciertos en Madrid, Getafe, Fuenlabrada, Cercedilla, Murcia, Huelva… Y el corto se ha proyectado en diversos lugares, entre ellos el Festival Womad de Cáceres. 

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*