El SAF denuncia “el abandono y la desidia” de la Junta con la inspección pesquera de Huelva

Alerta de la falta de medios que perdujica al sector de la pesca

Decomiso de bivaldos

El SAF (Sindicato Andaluz de Funcionarios) denuncia la situación “deplorable” del Servicio de Inspección Pesquera de la Junta de Andalucía en Huelva ante su “desidia”, ya que según ha señalado, “cada vez es más acusada la carencia de recursos humanos y materiales en el trabajo diario de los inspectores adscritos al servicio”.

Según denuncia, la Administración Andaluza “es conocedora en todo momento de estas carencias”, explicando que desde hace tiempo los inspectores vienen denunciando en varias reuniones con el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de Huelva, Pedro Pascual Hernández, la actual situación. “Los inspectores han acudido reiterativamente a los responsables de la administración para paliar las deficiencias y siempre en aras de la conservación del Medio Marino y en la defensa de la pesca, tanto profesional como recreativa, y aún siendo conocedores de esta falta de medios, opta por mantener y consentir esta situación insostenible y perjudicial, tanto para los intereses de la misma Administración como para los intereses generales de la sociedad Andaluza”, ha explicado el sindicato.

Según constatan los Inspectores Pesqueros de Huelva, en este sector, y motor económico tan importante para Huelva, “el 70% del pescado y marisco que sale a la comercialización es ilegal, una economía sumergida amparada por la misma Administración, la cual no proporciona los medios necesarios para atajarla, aún a sabiendas de conocerlo”, indica el SAF.

Decomiso de más 22.000 kilos de productos

En este primer semestre por parte del Servicio de Inspección Pesquera de Huelva, se ha procedido al decomiso de más 22.000 kilos de productos de la pesca que carecía de todo tipo de documentación, así como productos inmaduros, “más que todas las provincias de Andalucía juntas, gracias a la profesionalidad de los inspectores (funcionarios de carrera) que recurren a su afán por hacer cumplir la ley, trabajando horas extras, así como en jornadas de noche, sin tener regulado normativamente sus horarios, estando siempre al servicio al ciudadano, no como en la Administración, la cual, cree que el ciudadano está al servicio de ella”, argumenta el sindicao.

El SAF hace hincapié en que la Administración “sólo se sirve de estas acciones con afán recaudatorio, ya que las sanciones son de importes desorbitados. En aplicación de la Ley, es inconcebible como ésta  ampara al ilegal, al furtivo y castiga a los profesionales legales del sector pesquero”.

Gracias a la colaboración existente entre el Servicio de Inspección Pesquera de Huelva y la Guardia Civil, alega el sindicato, el trabajo de los inspectores y el equipo de apoyo técnico “dan muchas veces sus frutos”, y todo ello “gracias a la profesionalidad de este Cuerpo,  sin el cual, el trabajo del Servicio de  Inspección Pesquera en Huelva se verían mermados”, haciendo mención especial al Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA) y al Centro Operativo de Servicios (COS).

Una sola embarcación

El Servicio de inspección Pesquera en Huelva, según este sindicato, cuenta para la inspección en el mar con tres embarcaciones, de las cuales “dos no están operativas por falta de presupuesto desde hace más de 7 meses, y sólo una de ellas es con la que cuentan los inspectores para las actuaciones en el mar, pero por falta de personal de tripulación, desde el pasado 17 de julio y previsiblemente hasta el próximo mes de octubre, no se podrán realizar inspecciones en mar, quedando así los recursos de los inspectores minimizados, para realización de su trabajo y en donde el furtivismo campará a sus anchas”. A esto hay que sumar “la escasez de plantilla de apoyo técnico a la inspección, la cual, de los nueve puestos adscritos sólo dos están operativos, ya sea por jubilaciones y excedencias no cubiertas, así como las bajas médicas y vacaciones del personal, aunque el colmo de la ilegalidad, es la existencia de personal dado de alta en una categoría profesional desempeñando funciones de una categoría superior y con el total beneplácito de los responsables y altos cargos de la Junta de Andalucía”.

El SAF asegura que “no decaerá ni un ápice en su empeño por denunciar y dar a conocer a la opinión pública la fata de medios del Servicio de Inspección Pesquera de Huelva”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*