Los pensionistas vuelven a ocupar las calles de Huelva

Aseguran que seguirán movilizándose por el cumplimiento de las reivindicaciones

Los pensionistas de Huelva vuelven a salir a la calle para reivindicar sus derechos

Hoy sábado 5 de mayo la Plataforma Onubense en defensa de las pensiones públicas, que había convocado una nueva manifestación en Huelva ante la tramitación del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado, y por el conjunto de sus reivindicaciones, ha vuelto a ocupar las calles de Huelva, desde las 12.00 horas partiendo  desde la plaza del antiguo estadio colombino, en la Isla Chica.

La Plataforma considera que las grandes manifestaciones del 22 febrero y del 17 de marzo están dado sus frutos, ya que en las movilizaciones han participado varios millones de hombres y mujeres, mayores y jóvenes, pensionistas, trabajadores, estudiantes; en grandes ciudades, en las capitales provinciales, en pueblos importantes y en pequeñas aldeas, en las islas, en toda España.

Lo que no podía ser ha resultado que sí. No había dinero para subir las pensiones, aunque sí lo había para rescatar autopistas. Nuestras movilizaciones han demostrado que sí se pueden pagar nuestras pensiones, las que nos corresponden, las que nos hemos ganado.

Recuerda la plataforma que las medidas previstas para este año se han tenido que rectificar. «La mísera subida del 0,25 aplicada en enero pasado por quinto año consecutivo, se convertirá una vez aprobados los Presupuestos Generales del Estado, en el IPC previsto para este año», y añaden que se mejorarán algunas pensiones de viudedad, con siete años de retraso». «Las pensiones mínimas subirán un 3% y también se retrasará la entrada en funcionamiento del factor de sostenibilidad cuatro años hasta 2023. Esto es muy importante para quienes se vayan a jubilar a partir de 2019», sostienen desde la plataforma, donde consideran que esta rectificación es una gran victoria, «que confirma nuestro gran acierto al iniciar nuestras movilizaciones: la movilización y la lucha es el único camino».

Lo conseguido está lejos de satisfacer las reivindicaciones: las subidas anunciadas para 2018 y 2019 no son la recuperación de las subidas según IPC real y la derogación del 0,25. «La subida del 3% de las pensiones mínimas no es nuestra reclamación de una pensión mínima de 1,084€ según los criterios de la Carta Social Europea; ni siquiera es comparable con la subida del SMI en 2017 y 2018. Y el factor de sostenibilidad no se deroga, sólo se retrasa cuatro años», explican, «porque nada se dice de la recuperación de lo perdido desde 2010; ni de volver a la jubilación a los 65 años, o de la jubilación sin penalización con 40 años cotizados; ni de la reposición del subsidio para paradas y parados de más de 52 años; ni del número de años a computar para determinar la pensión de jubilación. Ni se reponen los derechos sanitarios ni se elimina el repago, ni se dota suficientemente la atención a la dependencia. Ni se atiende a los emigrantes retornados. Ni se aborda decididamente la discriminación de la mujer, la brecha de género en pensiones«.

Sin embargo, recuerda la Plataforma, que se mantiene la política de préstamos del Estado a la Seguridad Social, y se seguirá gastando el fondo de reserva, la “hucha de las pensiones”. En vez de garantizar el pago de las pensiones con los recursos del Estado.

Hoy han vuelto a las calles para gritar a todos los grupos parlamentarios con presencia en el Congreso de los Diputados, al grupo popular, al socialista, al de ciudadanos, al de unidos podemos, a todos los demás, a los de derechas y a los de izquierdas: aprovechen el trámite de los Presupuestos del Estado para rectificar, presenten enmiendas que deroguen las lesivas reformas de 2011 y 2013, repongan nuestros derechos y garanticen el futuro de los pensionistas de hoy y de mañana.

Esta convocatoria ha sido coordinada con el resto de Plataformas de España. Desde la Coordinadora Estatal y desde las Plataformas en Defensa del Sistema Público de Pensiones, aseguran que seguirán movilizándose por el cumplimiento de las reivindicaciones, «mientras siga siendo necesario, y hasta tanto se tengan en cuenta», concluyen.

«Quienes ejercen el gobierno y hacen las leyes en nuestro nombre y representación no pueden hacer oídos sordos a nuestras exigencias», sostienen.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*