Fomento avisa de que las VTC estarán pronto cerca de igualar al taxi en grandes ciudades

Este mes de septiembre abrirá otra ronda de reuniones con ambas partes

En julio el sector del taxi protagonizó una huelga importante

El número de vehículos de alquiler con conductor (VTC), los de firmas como Uber y Cabify, puede igualar a los del taxi, especialmente en grandes ciudades, una vez que se concedan las 9.000 licencias a ese tipo de empresas que ahora tienen pendientes los tribunales, según ha dicho el ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

La proporción entre estos dos servicios de transporte urbano será de un vehículo de VTC por cada tres del taxi, “o menos” en determinadas ciudades, toda vez que otorguen dichas licencias por vía judicial, concretó el ministro. Así se ahondará en el desequilibrio que ya existe en la proporción entre estos dos sectores que fija la Ley de Ordenación de Transportes Terrestres (LOTT), que establece que no haya más de un coche de VTC por cada treinta taxis.

En la actualidad, esta relación es ya de un vehículo de firmas como Uber y Cabify por cada seis taxis, de “uno por cada tres en algunas ciudades”, según comentó el ministro.

Este desequilibrio deriva del aluvión de miles de licencias de VTC que los tribunales están dando consecuencia del vacío legal que se abrió en el sector hace una década. En 2009 el anterior Gobierno del PSOE aprobó liberalizarlo y, aunque el Ejecutivo, del PP, decidió en 2011 volver a regularlo, no fue hasta 2015 cuando se estableció por ley la proporción de uno a treinta.

El titular de Fomento considera que las empresas como Uber y Cabify compiten “de forma desigual y con ventajas frente al taxi”. “Los VTC no están sujetos a la regulación de tarifas, horarios y calendarios de las administraciones autonómicas y locales como lo está el taxi“, asegura, convencido de que hay que regularlo.

“Una solución que permita una convivencia de las dos actividades con un tratamiento justo, por la misma autoridad en el mismo territorio y con una normativa equilibrada que permita la convivencia pacífica de los dos sectores”, explica. Así, Ábalos, tras garantizar que “no expropiará VTCs”, insistió en que esta solución pasa por que sean las Comunidades Autónomas, y no el Estado quienes regulen este sector en sus territorios, como ocurre en el taxi.

Ábalos dice que “no se trata de pasar el problema a otro, sino de asumirlo, porque el problema lo tienen en cada uno de sus territorios”, indicó en referencia a las reticencias que muchos gobiernos regionales ya manifestaron a asumir esta gestión cuando la medida se anunció en julio.

El ministro ha pedido consenso en la necesidad de realizar esta asunción de competencias, pese a asegurar varias comunidades autónomas ya mostraron su disposición en la reunión de julio, entre las que citó a Baleares, Extremadura, Canarias y Castilla-La Mancha. Y anunció que este mes de septiembre abrirá otra ronda de reuniones con ambas partes.

Ábalos asegura que no “expropiará” ninguna VTC e insiste en que la solución pasa por que las CC.AA asuman su regulación

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*