La UHU pone en marcha la iniciativa benéfica ‘Lápices Solidarios’ para evitar sanciones en su biblioteca

Los usuarios que incumplan los plazos de entrega de los libros podrán eludir las 'multas' con material escolar

María Antonia Peña e Isabel Arteaga en la firma del convenio

La biblioteca de la Universidad de Huelva ha puesto en marcha el proyecto `Lápices Solidarios´; una iniciativa a través de la cual los usuarios de la biblioteca central, así como del resto de puntos de servicio de la Onubense, podrán anular la sanción que provoca el retraso con la devolución de algún material. A cambio, sólo tendrán que entregar un lápiz, una goma, un estuche o cualquier otro utensilio de índole escolar o educativa. El personal bibliotecario de los mostradores de préstamo será el encargado de recogerlo.

Se pretende así convertir un `castigo bibliotecario´ en una acción positiva y con fines benéficos, dando la posibilidad a quienes incumplan los plazos de entrega establecidos en la biblioteca de `condonar´ las sanciones estipuladas mediante la entrega de dicho material escolar.

Lo recaudado irá destinado a la Asociación Agua Viva, cuya finalidad es la inserción sociolaboral de colectivos desfavorecidos. Creada en 1985, esta asociación sin ánimo de lucro pone su foco en los jóvenes con problemas familiares o fracaso escolar, a los que forma en diferentes cursos tras la obtención del Graduado Escolar con la idea de que accedan posteriormente al mercado laboral.

No obstante, la Universidad de Huelva invita a toda la comunidad universitaria a realizar a partir de ahora una donación en cualquier mostrador de los distintos puntos de servicio de la Biblioteca, `no es necesario tener una sanción para colaborar´.

En la firma del convenio para la puesta en marcha de esta iniciativa pionera en la Onubense han estado presentes la rectora de la Universidad de Huelva, María Antonia Peña; el vicerrector de Investigación y Transferencia, Juan Alguacil; la jefa de servicio de la Biblioteca, Isabel Lara, y la presidenta de la Asociación Agua Viva, Isabel Arteaga.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*