El Ayuntamiento de Huelva refuerza la lucha contra las plagas destinando para ello 372.303 €

Con un nuevo contrato destinado a mejorar la salud, la seguridad y la atención ciudadana

Esther Cumbrera, concejala de Vivienda, Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Huelva, acompañada de Manuel Bueno, director general de Athisa, Andaluza de Tratamientos de Higiene SA, ha presentado el nuevo contrato firmado para reforzar el control de plagas en la ciudad

Esther Cumbrera, concejala de Vivienda, Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Huelva, acompañada de Manuel Bueno, director general de Athisa, Andaluza de Tratamientos de Higiene SA, ha presentado el nuevo contrato firmado para reforzar el control de plagas en la ciudad. Unos servicios que ya están en marcha y que suponen “importantes mejoras, con nuevas prestaciones, refuerzo de personal y la incorporación de los medios más modernos” para el desarrollo de las operaciones de Desratización, Desinfección y Desinsectación (DDD), así como para el control de la legionelosis en edificios municipales y fuentes ornamentales.

El objetivo principal, como ha expuesto la concejala, es “garantizar la salud y la seguridad mediante el control de plagas, incidiendo con el menor impacto posible sobre el medioambiente y mejorando la atención ciudadana, para responder a sus demandas y necesidades”. De esta forma, el nuevo contrato está destinado a proteger la salud de los ciudadanos con la identificación, evaluación, gestión y comunicación de los riesgos, garantizando el más alto nivel de control sobre todo tipo de especies de insectos, artrópodos, vectores y microorganismos patógenos, utilizando los métodos y estrategias necesarios, pero usados de manera proporcionada y con el mínimo impacto al medioambiente.

Por su parte, Manuel Bueno, “desde la experiencia de una empresa que trabaja en cientos de ayuntamientos de todo el territorio nacional,” ha asegurado que, “con este contrato, Huelva cuenta con uno de los programas más avanzados y completos de España.”

Con el nuevo contrato se adjudica la gestión del servicio durante dos años, por un importe total de 372.303,18 euros, lo que supone una inversión anual de 186.151,59 euros y un incremento de 63.500 euros respecto al contrato anterior. Además, como ha explicado Cumbrera, “hasta ahora, existía un único contrato, que agrupaba estos servicios de control de plagas junto al de atención animal, mientras que ahora se gestionarán de manera independiente, lo que, sumado al refuerzo de la dotación presupuestaria, nos permite abordar de manera específica un asunto en el que ya hemos empezado a ver los resultados “.

Entre las mejoras, destaca un refuerzo de personal, que nos ha permitido disponer de dos equipos, -antes solo operaba uno en toda la ciudad-, formados por cuatro operadores cualificados básicos y dos titulados superiores. Unos equipos que trabajarán entre 5 y 6 días a la semana, con turnos de mañana, tarde y noche en la vía pública, estableciéndose de manera obligatoria tratamientos periódicos en las áreas deportivas, colegios y sedes de policía y bomberos y edificios municipales. Reforzando además los tratamientos en zonas verdes y ampliando además el control de las redes de saneamiento a las acometidas domiciliarias.

Para mejorar la coordinación, se ha incorporado asimismo un responsable técnico para el control y tratamiento de todos los edificios municipales y las fuentes ornamentales susceptibles de albergar legionelosis.

Por otro lado, Esther Cumbrera ha hecho especial hincapié en la incorporación de un responsable y encargado de gestionar todas las llamadas de teléfono y denuncias sobre control de plagas o focos de insalubridad pública, incluyendo las relativas a animales, que se realicen de manera directa por parte de los ciudadanos, o a través de la línea verde y otros medios de atención públicos relacionados con estos servicios. Se trata de una figura de nueva creación que también será responsable de derivar las incidencias a los diferentes departamentos municipales, instituciones públicas o privadas responsables, reforzando así la coordinación.

Además, y con el objetivo de implicar a los ciudadanos en esta responsabilidad municipal, tanto a la hora de detectar una proliferación en alguna zona que requiera de un plan de choque puntual, como en la prevención, ya que, como ha explicado la concejala “aplicando unas sencillas recomendaciones podemos evitar muchos problemas en nuestros hogares, colegios o locales y al mismo tiempo incidir en la presencia de plagas en la vía pública” se van a llevar a cabo campañas de educación ambiental y mentalización, para promover la colaboración ciudadana y la formación de los menores y entes sociales. Las campañas incluirán información de los servicios, formación sociocultural a través de mesas redondas y charlas en colegios, incidiendo principalmente antes de la época estival por la mayor incidencia de plagas. Por último, como novedad, se creará una línea de denuncias a través de internet, para dar respuesta a las consultas y denuncias bajo el epígrafe genérico de Sanidad Ambiental y también mediante un servicio telefónico de atención al usuario durante todo el año en jornada de mañana.

En cuanto a la metodología y organización del trabajo, destaca la implantación de un programa de geolocalización que permite el control en tiempo real de los tratamientos que se desarrollan diariamente y el estado en que se encuentra cada punto concreto de la ciudad, ofreciendo una información muy valiosa a la hora de cruzar datos y planificar actuaciones. Además, la ciudad se ha dividido en dos sectores, que serán responsabilidad de cada uno de los equipos, para controlar mejor cada campaña y cada actuación.

Por último, Esther Cumbrera, al detallar los nuevos medios, se ha referido a la adquisición de nuevos vehículos que irán equipados con sistemas de GPSPDA con GPS, conexión telefónica, tablet y cámara fotográfica digital para garantizar la comunicación inmediata y el control exhaustivo a través del programa de geolocalización. Se trata además de vehículos ecológicos que funcionan con combustible de gas natural comprimido, garantizando la ausencia de emisiones. Por último, se incluyen bicicletas eléctricas con adaptación para implantar diferentes tratamientos.

Por primera vez, los servicios de Desratización, Desinfección y Desinsectación (DDD), así como el control de la legionelosis en edificios municipales y fuentes ornamentales se gestionarán de manera específica y con sistemas de geolocalización  

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*