Vecinos del Nuevo Molino vuelven a exigir el desalojo del local ocupado y acusan al alcalde de “pasividad”

Convertido en centro neurálgico de drogadicción y prostitución

Los vecinos se vuelven a concentrar ante la inseguridad creada por un local ocupado

Los vecinos y comerciantes de la Avenida Costa de la Luz y calle Punta Umbría en el Nuevo Molino de la capital onubense se han vuelto a concentrar por sexta vez frente al local que lleva ocupado en la zona más de dos años, sin que hasta la fecha ninguna de las administraciones, judicial, municipal o estatal, haya actuado para poner fin a la ocupación de un inmueble que se ha convertido en centro neurálgico de la drogadicción y prostitución, además de suponer un grave peligro para las 32 familias que habitan encima de la finca.

Los vecinos hacen hincapié en la “pasividad” que está demostrando el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ante este “grave conflicto”, puesto de manifiesto el pasado mes de diciembre, que viene alterando la normal convivencia en el barrio. La última petición, realizada el pasado día 7, que le han realizado a Cruz ha sido que acelere la emisión de un informe municipal demandado por la propiedad, Aliseda, sobre la situación que sufren las más de 500 familias que residen en esta manzana del barrio, explica la asociación.

Aliseda ha manifestado a los vecinos que no encuentra un interlocutor en el Consistorio para que realice este informe sobre la inseguridad ciudadana “que reina en las calles, teniendo constancia de las numerosas intervenciones que ha tenido que realizar tanto la Policía Local como Nacional en las inmediaciones de la finca”, así como en el aspecto urbanístico, al haberse reconvertido un local comercial, que anteriormente era un taller de aluminio y persianas, en vivienda donde viven más de una docena de personas y dos perros “sin las mínimas garantías de habitabilidad y salubridad, siendo una de las responsabilidades que los ayuntamientos tienen por ley”, demandan los vecinos.

Aliseda tiene la voluntad de volver a demandar nuevamente ante el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Huelva la medida cautelar del desalojo del inmueble ante el grave perjuicio que la ocupación del mismo está suponiendo para a los vecinos, así como los daños que ocasiona a la propia finca.

Por otra parte, los vecinos también están estudiando solicitar un encuentro con el presidente de la Audiencia Provincial al no recibir contestación del titular del Juzgado de Instrucción número 4, que es la sede donde se encuentra abierto el procedimiento desde hace dos años, para ser recibido y exponerle el “calvario” que llevan viviendo los vecinos de la zona desde hace más de dos años.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*