El tráfico aéreo mundial de pasajeros crece un 3,1% en marzo y el de carga se frena

El comercio mundial ha caído un 1% en el último año por el debilitamiento de la actividad económica y de la confianza de los consumidores, de ahí que se haya frenado el tráfico de carga aérea

El tráfico aéreo mundial de pasajeros aumentó un 3,1% en marzo, respecto al mismo mes de 2018, impulsado por una mayor oferta 4,2% aunque la demanda cayó un 0,9%. Entretanto, el de mercancías se frenó aunque subió algo (+0,1%) en plena guerra de aranceles, según los datos que publica la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

El volumen de pasajeros transportados en el tercer mes del año a nivel internacional creció un 2,5% con respecto al mismo periodo del año anterior, al igual que el doméstico, que experimentó una subida del 4,1%.

La IATA, que controla el 83% del tráfico mundial, ha destacado que el aumento de viajeros fue sin embargo el más lento de los últimos nueve años debido, en gran medida, por el calendario de las vacaciones de Pascua, que este año cayeron casi un mes más tarde que en 2018. El nivel de ocupación se situó en el 81,7%, 0,9 puntos porcentuales menos.

El director y consejero delegado de la IATA, Alexandre de Juniac, admitió que “el contexto económico se ha vuelto algo menos favorable, ya que el FMI ha revisado recientemente sus perspectivas del PIB a la baja por cuarta vez en el último año”.

En el análisis del tráfico de carga, la IATA recuerda que el comercio mundial ha caído un 1% en el último año por el debilitamiento de la actividad económica y de la confianza de los consumidores, con un descenso de los pedidos de exportación desde septiembre de 2018. A ello, han contribuido también las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, por el aumento de los aranceles a los productos chinos, y la disminución de la cartera de pedidos. De esta forma, el aumento de capacidad superó la demanda durante los once meses del último año.

Pero en marzo hubo un repunte leve de 0,1% tras cuatro meses de descensos, y esto en la patronal se considera alentador. Los mejores datos se registraron e Europa (+3,6%) a pesar de las “condiciones más débiles de fabricación en Alemania” y a la crisis del ‘Brexit’, frente a Estados Unidos (+0,4%) y Oriente Próximo (+1,3%), además de África (+6%).

Mientras, la carga registró una caída del 3,4% en marzo en Asia, con un descenso de la capacidad, debido a la debilidad de los fabricantes exportadores de la región, las tensiones comerciales y la desaceleración de la economía china.

Tráfico de pasajeros

Por mercados, las compañías aéreas que operan en Oriente Próximo redujeron un 3% el tráfico de pasajeros, segundo descenso consecutivo, aunque en las rutas internacionales la tendencia fue positiva (+2,1%). Además, su oferta subió un 4,2% y el factor de ocupación se situó en un 76,6%, dos décimas menos. En Europa, el tráfico internacional de pasajeros aumentó un 4,9%, con un 5,4% más de capacidad y un factor de ocupación del 83,7%, 0,4 puntos porcentuales menos.

África vio crecer un 2,6% sus pasajeros, pero tan solo copa el 2,1% de las rutas internacionales. Su oferta creció un 2% y su factor de ocupación se estableció en un 72% (0,4 puntos porcentuales más). También las aerolíneas de Asia-Pacífico aumentaron un 1,9% su tráfico de pasajeros en marzo, con una capacidad un 3,5% superior y un nivel de ocupación del 81,2%, 1,3 puntos porcentuales menos.

En Rusia creció el tráfico doméstico y la India aumentó el 3,1% de pasajeros en vuelos internos en marzo. Por su parte China experimentó una subida del 2,9% en el tráfico y un 4,4% de la oferta y en Japón creció la demanda un 4,9%.  El tráfico doméstico de Brasil creció un 3,2% y su oferta un 2,1%.

Estados Unidos, que copa el 14,1% de los vuelos domésticos mundiales, tuvo un 6,3% más de demanda, en línea con el aumento de la oferta (+6,9%). La ocupación llegó al 85,8%, una bajada de cinco décimas.

Por último, Australia decreció un 3,25 y la oferta un 2,1%. La ocupación empeoró en 0,9 puntos porcentuales hasta situarse en el 79,3%.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*