Abierto el plazo para las ayudas por la parada biológica de la flota de draga hidráulica de abril

Ascienden a 500 euros por embarcación más 400 euros por cada integrante de la última tripulación

Las ayudas se dirigen a los armadores que tuvieron que detener en abril la pesca de la chirla para la recuperación de la especie

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible abre el plazo para solicitar las ayudas a las empresas armadoras afectadas por la inactividad temporal de la flota de draga hidráulica del Golfo de Cádiz para el ejercicio 2019. El presupuesto global de estos incentivos supera los 53.000 euros y está financiado íntegramente por la Junta de Andalucía.

Como se recoge en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), el plazo para su tramitación se extiende a lo largo de diez días hábiles a partir del pasado 21 de agosto. Respecto a la cuantía, las ayudas ascienden a 500 euros por embarcación más 400 euros por cada integrante de la última tripulación del buque antes del cierre.

Los potenciales beneficiarios de estas ayudas son aquellas personas físicas o jurídicas encargada de la explotación de las embarcaciones dedicadas a la pesquería de la chirla (Chamelea gallina) en este caladero andaluz, flota que ha detenido su actividad entre el 8 y el 30 de abril del presente año para permitir la recuperación de la especie y la sostenibilidad económica de la actividad extractiva.

Este cierre temporal de la pesquería ha supuesto una reducción de los ingresos de los armadores y tripulantes y han tenido también consecuencias negativas en la economía de las zonas donde operan los buques que son, principalmente, los puertos de Isla Cristina, Punta Umbría, Sanlúcar de Barrameda y Ayamonte. Por esta razón, y teniendo en cuenta que se trata de una flota que captura exclusivamente chirla, sin posibilidad de alternar o compatibilizar con otras artes o especies marisqueras, el Gobierno andaluz ha decidido apoyar a los afectados y convocar estas ayudas dirigidas a compensar parcialmente el esfuerzo que realizan los armadores para garantizar la continuidad de la especie a través de las paradas biológicas.

Estas subvenciones son una muestra más del apoyo de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible al sector pesquero en general y a los profesionales dedicados a la pesquería de la chirla en particular, con quienes se han consensuado y llevado a cabo diversas actuaciones en los últimos meses con el fin de mejorar su situación laboral y socioeconómica y sin perder de vista la sostenibilidad ambiental.

La Consejería de Agricultura apoya así a los armadores del Golfo de Cádiz, sin posibilidad de alternar o compatibilizar la captura de la chirla con otras artes o especies

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*