Los sindicatos auguran un curso escolar “calentito” por su “mala planificación” e “importantes carencias”

Aseguran que se pierden derechos laborales y critican "falta de negociación"

Inicio del curso escolar en un centro de Huelva

Los sindicatos han dado la voz de alarma ante el inicio del curso escolar 2019/20 que arranca este martes, que aseguran que estará marcado por la conflictividad ante su “mala planificación” e “importantes carencias”.

Así, la secretaria general del sindicato provincial de enseñanza de COO en Huelva, Marina Vega, denuncia que la Consejería de Educación ha realizado una “mala planificación y sin ningún tipo de consenso ni negociación sindical”, lo que “está dañando el sistema educativo público andaluz y las condiciones laborales de sus trabajadores en todos los sectores, lo que, sin duda, y si continúa en la misma actitud, provocará una respuesta contundente por parte del sindicato”. Para la responsable sindical “los graves problemas y perjuicios que la Consejería de Educación está generando este nuevo escolar son fruto de la falta de negociación con las organizaciones sindicales”.

En lo referente al profesorado de la Enseñanza Pública, para CCOO, “no ha habido ningún avance significativo” al respecto de sus condiciones de trabajo, a pesar de las manifestaciones del consejero sobre homologación retributiva, promoción profesional, acceso o formación. “Son solo palabras que no se han traducido en hechos”, afirma Vega.

Igualmente, desde CCOO se indica que las declaraciones del consejero respecto a la disminución de ratios responden a “una manipulación de los datos”, pues, se añade, la Consejería de Educación “utiliza las ratios poblaciones pequeñas para hacer un anuncio no real de las ratios de las aulas andaluzas, utilizando simplemente la media y obviando la gran diferencia de ratios existentes entre grandes poblaciones con ratios altas y centros saturados, y pequeñas poblaciones, donde los Colegios Públicos Rurales tienen ratios bajas”.

Por ello, la sindicalista exige que la reducción de 13.000 escolares en la Educación Infantil y Primaria, que se ha producido en Andalucía este curso, se utilice tanto para reducir de modo real las ratios, especialmente en las grandes áreas metropolitanas, como para realizar desdobles y refuerzos educativos, “lo que requiere un incremento de profesorado, especialmente de Primaria”. Además, incide, “la referida bajada de natalidad solo es perceptible en las ratios de las pequeñas poblaciones en las que el derecho a la educación obliga a mantener las aulas, aunque estas posean menos escolares. Hacer un cálculo simple, obviando esta situación, es no contar la verdad”.

Destinos provisionales

En otro orden de cosas, CCOO denuncia que no se han atendido las reclamaciones que sobre la adjudicación de destinos provisionales ha realizado numeroso profesorado. Ello, “debido tanto por falta de personal administrativo en los servicios centrales de la Consejería como a una lectura restrictiva de la norma, lo que está generando numerosos contenciosos y dañando así la educación pública”. Además, el sindicato critica que el procedimiento de información de las plazas adjudicadas, contrariamente a como se venía realizando, “dificulta conocer la adjudicación de destinos por especialidades docentes. Es más, los errores detectados no solo afectan a las numerosas reclamaciones sobre la adjudicación de destinos del profesorado en comisión de servicio o interino, sino, incluso, al procedimiento de adjudicación informatizada de vacantes sobrevenidas y sustituciones, que se ya se ha puesto en funcionamiento para este nuevo curso escolar y cuyo plazo, ante los numerosos errores detectados, la Consejería se ha visto obligada a ampliar”.

En cuanto al Personal de Administración y Servicios y de Atención Educativa Complementaria propio de la Consejería de Educación, el curso comienza con “precariedad” en sus empleos, “abusos y recortes en los derechos laborales”, pues “este Gobierno no revierte sino que incide en la misma política de privatización de la escuela pública”. En Huelva, asegura el sindicato, hay 973 personas trabajando para empresas privadas en la escuela pública. A todo ello se suma, en las aulas matinales, 175 personas contratadas por empresas.

La responsable afirma que con el personal de administración y servicios “venimos denunciando la falta de cobertura de vacantes y sustituciones y los trámites tan engorrosos por el que hay que pasar. No existe previsión ni agilización, lo que provoca que se opte por la privatización perdiendo así empleo público y recortando de manera encubierta en la escuela pública”. Resalta que “la mayoría de estos empleos lo ocupan mujeres, por lo que se precariza el empleo femenino que ya de por sí sufre las altas tasas de temporalidad y parcialidad, desde la educación pública no se puede hablar de coeducación manteniendo la precarización femenina”.

Enseñanza Concertada “estancada”

En la Enseñanza Concertada, el curso se inicia, a juicio de CCOO, con un “estancamiento” de la negociación “instalado en la Mesa de la Enseñanza Concertada en Andalucía”. En este sentido, Vega afirma que “los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza concertada se sienten ignorados y discriminados por el Gobierno andaluz”

Con todo lo descrito sobre los distintos sectores laborales, CCOO avisa de que este nuevo curso que comienza va a ser “calentito”, porque las decisiones tomadas por la Consejería de Educación, “sin consenso alguno”, están suponiendo “un paso atrás” tanto para el sistema educativo público andaluz como para los trabajadores y trabajadoras de los centros educativos.

Por su parte, CSIF denuncia que el nuevo curso arranca con “falta de transparencia e información por parte de la Administración” puesto que “la vuelta al cole” ha comenzado con un cambio normativo “impuesto unilateralmente” que supone “el aumento del número de horas” en materias de Educación Primaria. Una medida que, de forma paralela, “convivirá con el problema de las ratios”. CSIF considera que la reducción de estas ratios es “fundamental” para mejorar la Educación Pública” y que, “en contra de lo que ha trasmitido la Administración”, la bajada de ratios “se ha producido en un número exiguo de centros, con escasa incidencia y cambios poco significativos”.

Pedimos que se destine un 7% del PIB a suplir problemas como la mala climatización de los centros, la plantilla insuficiente en todos los niveles educativos o las aulas prefabricadas

Por otra parte, desde la central sindical se hace hincapié en que es necesario planificar el sistema educativo para evitar la supresión de unidades en la educación pública, ya que esto “perjudica tanto al alumnado como al profesorado”. De igual forma, el sindicato estima que este curso comienza con carencias importantes en lo que a inversión educativa se refiere, por lo que pide que se destine un 7% del PIB a “suplir problemas como la mala climatización de los centros, la plantilla insuficiente en todos los niveles educativos o las aulas prefabricadas“.

Finalmente, el sindicato hace un llamamiento para que “se haga una política educativa en positivo” e indica que el profesorado “no está reconocido como se merece en cuestiones como la carrera profesional, la equiparación retributiva o la desburocratización del trabajo de docentes”. Por todo ello, CSIF ha pedido a la Administración “diálogo, negociación y consenso” para abordar las principales cuestiones que afectan al sistema educativo y al profesorado.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*