El Ayuntamiento de Cartaya reduce la deuda en 17 millones y pide al Gobierno flexibilizar el Plan de Ajuste

El Pleno aprueba la unificación de todas las operaciones de préstamo con cargo a los Fondos de Financiación de las Entidades Locales

Sesión plenaria en el Ayuntamiento de Cartaya

El Ayuntamiento de Cartaya ha reducido la deuda municipal en 17 millones de euros y ha propuesto al Ministerio de Hacienda flexibilizar el Plan de Ajuste.

La situación económica de las arcas municipales y las nuevas medidas financieras y económicas que va a adoptar el Ayuntamiento de Cartaya han centrado el pleno extraordinario que se ha celebrado este lunes en el Salón de Plenos del Consistorio.

Por unanimidad han aprobado todos los grupos la propuesta de Alcaldía, respaldada por el equipo de Gobierno municipal (ICAR y PP), por la cual el Ayuntamiento se acoge al acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, del 14 de marzo de 2019, y procede a la unificación de todas las operaciones que tiene el Consistorio concertadas con los Fondos de Financiación de las Entidades Locales (Plan de Pago a Proveedores y Fondo de Ordenación), en una única operación de préstamo más ventajosa. Ésta recoge dos años de carencia y reduce el tipo de interés que abona el ayuntamiento del 1,311% al 1,292%, lo que supone un ahorro en el coste financiero, ahorro que en 10 años se cifra en 20.000 euros aproximadamente, según ha informado el Consistorio.

Esto repercutirá, según señalaron el alcalde, Manuel Barroso, y el primer teniente de alcalde y concejal de Economía, Juan M. Polo, en “la mejoría de las arcas municipales”, aspecto en el que ha incidido el responsable económico. Polo ha explicado al pleno que a 31 de diciembre de 2019, la deuda del Ayuntamiento de Cartaya se va a situar en 14,8 millones de euros, “lo que supone un ahorro de la misma en los últimos 8 años de cerca de 17 millones de euros”. En base a estos datos, ha explicado, “los servicios técnicos municipales están trabajando ya para adaptar a la nueva situación el Plan de Ajuste Municipal, que se hizo en 2012 en unas condiciones económicas mucho peores”.

De esta forma, ha indicado que se va a solicitar al Gobierno central la flexibilización del mismo “para que se permitan bonificaciones y la adopción de medidas que repercutan por un lado, en la mejora de los servicios públicos que recibe la ciudadanía, y por otro, y sobre todo, en la bajada de los costes que ya abonan los cartayeros y cartayeras por estos servicios”.

Hasta ahora estos costes no se podían modificar, ha añadido, “por las exigencias del estricto Plan de Ajuste que nos impuso el Gobierno en 2012 para hacer frente a la situación económica que nos encontramos en la Institución, pero afortunadamente, y gracias a una gestión económica seria y responsable, hemos conseguido revertirla”. “Nuestro objetivo prioritario, -ha indicado-, es trasladar esa mejoría de las arcas municipales a la vida los ciudadanos y adoptar medidas que repercutan directamente en su beneficio”.

El primer teniente de alcalde ha informado al pleno de la nueva sentencia del Tribunal Supremo que da la razón al Ayuntamiento de Cartaya en su contencioso con la Mancomunidad de Aguas de Huelva (MAS) y su empresa instrumental, Giahsa, “ratificando el pronunciamiento previo del TSJA y dejando claro que la actuación del Ayuntamiento se ajustó plenamente a derecho y está totalmente justificada por el incumplimiento de la MAS de las obligaciones contraídas con el Consistorio, al que no abonó el canon que le correspondía abonar por el uso de las redes”.

Además, ha pedido responsabilidades “a quienes en su día mintieron a los cartayeros asegurando que tendrían que pagar cerca de 14 millones de euros, cuando la única indemnización que han pedido los tribunales han sido los 234.000 euros que la MAS ha tenido que abonar al Consistorio”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*