Opinión



Los CAIT atendieron en 2019 en Huelva a unos 1.300 menores con trastornos del desarrollo

La delegada de Salud y Familias en su visita a Aones

La red de centros de atención infantil temprana (CAIT) financiados por la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Salud y Familias, en la provincia de Huelva atendieron el año pasado a un total de 1.255 niños y niñas onubenses de 0 a 6 años con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos.

La delegada territorial del ramo, Manuela Caro, ha destacado la labor que llevan a cabo estos centros y su importante volumen de actividad asistencial con motivo de la visita que ha realizado a los cinco dispositivos de este tipo ubicados en la capital onubense. En concreto, ha conocido las instalaciones de los CAIT gestionados por las asociaciones Aspromin, Asprodesordos, Aones, Aspacehu y Ánsares.

En el conjunto de la provincia ascienden a 13 los centros de atención temprana integrados en la red de la Junta, que destinó a la prestación de su servicio en 2019 algo más de 1 millón de euros de inversión. El resto se ubican en las siguientes localidades y su gestión corre a cargo de: Aracena (Paso a Paso), San Bartolomé de la Torre (Amfas), Ayamonte (Aspandaya), Cartaya (de titularidad municipal), Almonte (La Canariega), Valverde del Camino (Apamys), Lepe (Aspandle) y Moguer (Abriendo Puertas).

La atención temprana engloba el conjunto de intervenciones dirigidas a dar respuesta a las necesidades transitorias o permanentes de la población infantil de 0 a 6 años con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos, posibilitando, de la forma más completa posible, su autonomía personal e integración en el medio familiar, escolar y social. Todo ello en el marco de una coordinación sectorial de todos los servicios implicados (sanitario, educativo y sociales).

Los destinatarios de este programa asistencial son menores con síndrome de Down, parálisis cerebral, sordera, retrasos madurativos o autismo, entre otros diversos problemas, que requieren actividades de estimulación precoz que se complementan con la aplicación de otras acciones enfocadas a la familia y al entorno que les rodea.

Según ha comentado que la Consejería tiene entre sus prioridades “reforzar la asistencia que se ofrece a estos menores, favoreciendo su autonomía y la mejora en su calidad de vida e integración social”. Para ello, el Gobierno andaluz está trabajando en un nuevo modelo de atención infantil temprana que se está construyendo “a partir de las aportaciones, necesidades y expectativas de las familias y los profesionales con la meta de poner en marcha una nueva ley en este ámbito que nazca de la escucha y el consenso”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*