El IAM ofrece atención psicológica a 2.226 mujeres víctimas de violencia de género en 2019

Son un 64% más de mujeres adultas con respecto a 2018

El IAM destaca la importancia de la atención psicológica a mujeres víctimas de violencia de género

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) atendió en 2019 a 2.226 personas en los diferentes programas de ayuda psicológica para mujeres adultas víctimas de violencia de género, frente a las 1.350 de 2018, 876 usuarias más y un incremento del 64,88%. Asimismo, el pasado año se pusieron en marcha dos nuevos grupos de intervención psicológica para mujeres: uno para situaciones de ruptura y dependencia emocional y otro para la autonomía y empoderamiento.

La directora del IAM, Laura Fernández, ha subrayado que la atención psicológica a mujeres víctimas de violencia de género “constituye una de las principales líneas de actuación del Instituto Andaluz de la Mujer para la recuperación integral de estas mujeres”. Fernández ha puesto en valor que “estos programas ofrecen intervenciones especializadas, integrales y gratuitas con una metodología donde se parte de una visión amplia de la violencia de género que incorpora factores explicativos multicausales para tratar de dar respuesta a las necesidades de las usuarias de estos servicios”.

Así, el programa de atención psicológica grupal a mujeres víctimas de violencia de género, tanto en los Centros Provinciales del IAM como en los Centros Municipales de Información a la Mujer (CMIM), ofreció apoyo psicológico a 1.201 mujeres frente a las 1.161 de 2018, lo que implica un ligero aumento del 3,44%. Los objetivos de este servicio son lograr que las mujeres víctimas comprendan el proceso de violencia como primer paso hacia su desvictimización, trabajar sobre las consecuencias de dicho proceso, favorecer la reconstrucción de la autoestima, orientar la búsqueda de apoyo social y de sus redes sociales, fomentar las conductas de independencia y autonomía, apoyar y orientar a las mujeres en el proceso de reestructuración personal que debe afrontar y, por último, potenciar la escucha activa de las mujeres asistentes a los grupos.

El programa se desarrolla a través de grupos de talleres (de reflexión, terapéuticos y para la autonomía personal) que siguen el protocolo para la intervención psicológica grupal con las mujeres víctimas de violencia de género en Andalucía. El pasado año se realizaron 91 itinerarios de atención grupal y la atención psicológica se efectuó en 36 municipios de Andalucía dando cobertura a un total de 1.201 mujeres.

Por su parte, el taller de acompañamiento emocional a niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia de género ofrece un espacio en el que se favorece dicho acompañamiento emocional y su bienestar físico, psicológico y social capacitando a las madres para que se constituyan en figuras de apego seguro, apoyo y protección. Este taller si dirige a las madres que no acceden al Servicio de Atención Psicológica a hijas e hijos por no existir denuncia o el procedimiento está archivado pero se detectan indicadores de violencia de género o no se les concede medidas cautelares, entre otros motivos. En 2019 se pusieron en marcha 11 talleres con la participación de 116 mujeres beneficiándose 206 menores. En 2018 la asistencia de madres alcanzó las 189.

Además, en 2019 se han creado dos nuevos programas de intervención psicológica con grupos de mujeres. El primero es para situaciones de ruptura y dependencia emocional donde la atención psicológica se centra en el apoyo psicológico grupal, acompañado de forma puntual de asesoramiento jurídico, asesoramiento para acceso a recursos sociales y asesoramiento para la empleabilidad realizado por las distintas áreas de los Centros Provinciales del Instituto Andaluz de la Mujer, si así lo precisa la atención a realizar a la usuaria. En 2019 se han efectuado 22 talleres con un total de 308 participantes.

Mientras que la intervención psicológica con grupos para la autonomía y el empoderamiento de las mujeres tiene como propósito favorecer ambos aspectos desde una perspectiva de género. Y es que la socialización de género ha desfavorecido la autonomía y el empoderamiento en muchas mujeres creando situaciones de aislamiento, malestar y déficits en sus relaciones. En su desarrollo se emplean técnicas de reestructuración cognitiva, de relajación, técnicas de conexión emocional, habilidades sociales… para que las mujeres puedan cuestionar su socialización y desarrollen su autonomía personal. En este programa, que también se desarrolla en los Centros Provinciales del IAM, ha habido 47 talleres y 601 participantes.

En 2019 fueran asesinada en Andalucía 55 mujeres por violencia machista, 13 de ellas en Andalucía.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*