Bruselas deja a los gobiernos gastar más contra el Coronavirus y suspende temporalmente las reglas fiscales

Propone a las capitales activar una cláusula que deja suspende temporalmente el Pacto de Estabilidad

La Comisión Europea suspenderá temporalmente las reglas fiscales, tales como la aplicación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que son el conjunto de normas fiscales comunitarias, y permite así a los gobiernos nacionales que puedan elevar su gasto público todo lo necesario para combatir la propagación del coronavirus y mitigar sus consecuencias económicas.

Lo ha anunciado Ursula von der Leyen, la jefa del Ejecutivo comunitario, en un nuevo vídeo compartido a través de las redes sociales en el que ha explicado que es algo nuevo y que significa que los gobiernos nacionales pueden inyectar el dinero que necesiten. «Estamos relajando las normas presupuestarias para que puedan hacerlo», ha afirmado.

Formalmente, Bruselas ha propuesto a las capitales la activación de dicha cláusula y ya ha recibido el visto bueno de los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre por teleconferencia que mantuvieron este martes.

En la práctica, supone que los Estados miembros ya no tendrán la obligación de cumplir con los esfuerzos fiscales que se les exigían antes de la pandemia de Covid-19, por lo que pueden incrementar el gasto público lo que necesiten para atajarla.

A nivel más general, Von der Leyen ha insistido en que el Ejecutivo comunitario hará todo lo necesario para ayudar a los ciudadanos y las economías europeas.

«El confinamiento es necesario para contener la propagación del virus pero también ralentiza gravemente nuestra economía», ha admitido la alemana Von der Leyen, que ha aprovechado para recordar que han introducido una mayor flexibilidad en las normas sobre ayudas de Estado que permite a los gobiernos nacionales, por ejemplo, dar hasta 800.000 euros en ayudas directas a las compañías en dificultades ya sea a través de subvenciones directas o mediante ventajas fiscales.

Las normas de Estado son ahora más flexibles que nunca para ayudar a los más afectados, como grupos hoteleros, restaurantes, compañías de transporte o pequeñas empresas que correrían el riesgo de quebrar si no obtienen liquidez de emergencia.

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*