Opinión



La codificación clínica servirá a los epidemiólogos para conocer el comportamiento del COVID-19

ASHOCOODE, el software que puede ayudar a saber más del COVID-19

La codificación clínica servirá a los epidemiólogos para conocer el comportamiento del COVID-19, en concreto, uno de los softwares desarrollados por la compañía ASHO, líder en codificación hospitalaria, que permite a los gestores de centros médicos saber qué enfermedades están tratando casi instantáneamente, lo que facilitará la gestión de recursos en los centros hospitalarios y la detección precoz de epidemias.

Con más de 100.000 contagiados en España y alcanzando el millón de casos en todo el mundo, lo que empezó siendo una epidemia en la localidad de Wuhan (China) ya es uno de los mayores retos científicos, políticos y sanitarios de la historia. El COVID-19, más allá de resultar una enfermedad aún desconocida, se ha convertido en un reto para los gestores de recursos sanitarios en todo el planeta.

En este contexto, ASHOCOODE, un software diseñado por la empresa de codificación hospitalaria ASHO y basado en algoritmos de machine learning permitirá a los epidemiólogos, entre otras cosas, evaluar posteriormente el comportamiento del virus en cada paciente, y así, optimizar la gestión en situaciones similares.

“ASHOCOODE es nuestro software diseñado concretamente para la codificación de urgencias, consultas externas, hospitales de día y listas de esperas. En la situación de pandemia actual, el área de codificación de urgencias del software tiene un procesamiento de datos semiautomático, por lo que en el momento en que el médico de urgencias escribe en el informe “sospecha de COVID-19,” el software le proporciona el código CIE 10 de la enfermedad. De esta manera, se puede saber prácticamente al momento qué se está tratando en las urgencias de ese hospitalexplica Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO.

En este momento, en que el virus es bastante desconocido, “es de vital importancia poder tener todos los recursos que nos permitan conocer al detalle la casuística de cada hospital para poder establecer protocolos más eficientes y sobre todo más seguro para el personal sanitario“, asegura Carlos Sevillano, director comercial de ASHO.

 

Los epidemiólogos podrán estudiar en perspectiva el comportamiento del virus gracias a la codificación de las altas, traducidas directamente de los informes escritos por los médicos

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*