Opinión



El Gobierno pide ahora a las CC AA que comuniquen también los casos de fallecidos con Covid-19 y los asintomáticos

Salvador Illa

El Ministerio de Sanidad ha impulsado una Orden ministerial por la que adapta el procedimiento de notificación de información que las Comunidades Autónomas deben remitir al Ministerio, para facilitar el seguimiento y la toma de decisiones y asegurar la eficiencia en la gestión de la crisis sanitaria, e insta así a comunicar los casos fallecidos con infección por el nuevo coronavirus, independientemente del lugar del fallecimiento.

El texto, que publica hoy el Boletín Oficial del Estado, modifica la Orden de 15 de marzo que establecía estos criterios, adaptándose así a la evolución de la crisis sanitaria.

En la nueva normativa se dice que las autonomías deben informar sobre todos los casos confirmados mediante PCR o test rápido, aquellos que han presentado síntomas o que son asintomáticos en el momento de la prueba, así como del total de casos confirmados de coronavirus en profesionales sanitarios.

Del mismo modo, la orden señala que las CCAA deberán comunicar los casos acumulados totales confirmados que han ingresado en centros hospitalarios u otros centros habilitados para la atención de pacientes, incluyendo las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs), así como las personas que han ingresado en las UCI, incluidas las camas que se han ampliado para la lucha contra el Covid-19.

Las autonomías también tendrán que informar sobre las altas que se hayan producido, tanto hospitalarias como domiciliarias siguiendo los criterios establecidos en el ‘Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo coronavirus’.

La orden detalla que las comunidades deberán informar al Ministerio de las unidades de ‘kits’ de diagnóstico PCR de que disponen y del número de estas pruebas que han realizado cada semana. Esta misma información se deberá remitir respecto a los materiales de protección individual, como las mascarillas.

Por otra parte, entre todos los datos acumulados que las comunidades autónomas facilitan, a partir de ahora, deberán diferenciar los casos sintomáticos y aquellos que no presentaban síntomas en el momento de realizar la prueba. Del mismo modo, se deberá diferenciar entre los resultados obtenidos por PCR y aquellos realizados mediante test rápidos de anticuerpos.

La nueva orden indica también que los centros hospitalarios públicos, y privados con camas UCI, reanimación o recuperación post-anestesia, que atiendan a pacientes con coronavirus, deberán informar diariamente, entre las 13.00 y las 14.00 horas, sobre el número total de camas, las ocupadas por casos de Covid-19 y por personas sin el virus, el número de ingresos que se han producido por el nuevo coronavirus en las últimas 24 horas, el número de altas de pacientes infectados en el último día y las altas previstas para las próximas 24 horas. Esta última información deberá incluirse cuando se informe sobre las unidades críticas que cuenten con respirador, sobre aquellas que no tengan respiradores y sobre los ingresos en hospitalización convencional. A nivel agregado se informará sobre los otros puestos en centros no sanitarios pero que han sido convertidos para la atención de personas infectadas por el nuevo coronavirus.

Todos los centros hospitalarios, tanto públicos como privados, que atiendan casos de Covid-19 tendrán que remitir al Gobierno información relativa a la presión de Urgencias por el virus, considerando como ingresos el número de personas con coronavirus.

En cuanto a las necesidades de recursos materiales, las comunidades autónomas deberán informar cada viernes, entre las 13.00 y las 14.00 horas, sobre el número de existencias (unidades) y el consumo semanal de mascarillas quirúrgicas I, de tipo II y IIR; mascarillas de protección FFP2 y FFP3; kits PCR diagnóstico de Covid-19; hisopos; gafas de protección; guantes de nitrilo, con y sin polvo; batas desechables e impermeables; y solución hidroalcohólica (biocida y cosmética).

También se detallan las características de los datos que ya se vienen recogiendo hasta el momento, como son, entre otros, las personas hospitalizadas, aquellas que han ingresado en UCI, o las personas fallecidas con la infección, independientemente del lugar donde fallecieron. También especifica la necesidad de que las comunidades autónomas incluyan los casos notificados entre el personal sanitario.

También tendrán que remitir, desde este viernes 17 de abril, los datos sobre el número de equipos de ventilación mecánica invasiva, el número de ambulancias medicalizadas y el número de ambulancias no medicalizadas.

La orden también establece que las CCAA tendrán que informar sobre los profesionales con título de especialista obtenido en estados no miembros de la Unión Europea y de países europeos; los médicos forenses; médicos inspectores INSS; técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería; aspirantes médicos MIR 2019 y 2018; aspirantes Enfermeros EIR 2019 y 2018; y estudiantes del grado de Medicina, Enfermería, Farmacia, Psicología y Biología en su último año de formación, así como los estudiantes del área sanitaria de formación profesional en su último año de formación.

Del mismo modo, deberán informar sobre los médicos y enfermeros jubilados, el personal emérito y el personal con dispensa de asistencia al puesto de trabajo por ejercicio de funciones sindicales.

Por otra parte, se amplía la información relacionada con la contratación de recursos humanos, adaptándola a las órdenes que se han aprobado en las últimas semanas dirigidas a facilitar la ampliación de las plantillas profesionales.

Finalmente, se mantiene la recogida de información relativa a la situación de capacidad asistencial.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*