Opinión



Moreno propone una gran alianza para recuperar económica y socialmente Andalucía con 4.000 M de € iniciales

El presidente andaluz detalla el plan tras el Estado de Alarma

El presidente, Juanma Moreno, durante su intervención ante la Diputación Permanente del Parlamento
El presidente del Gobierno andaluz, Juanma Moreno, ha invitado este viernes a toda la sociedad a una gran alianza por Andalucía, para la recuperación económica y social de la comunidad una vez que finalice el Estado de Alarma decretado por la crisis sanitaria por el coronavirus Covid-19. Un proyecto que, según ha confirmado, ya ha dado sus primeros pasos.

De hecho, se ha encargado al Observatorio Económico de Andalucía el diseño de un programa de reactivación para la comunidad y, a través de esa hoja de ruta, la Junta está dispuesta a movilizar 4.000 millones de euros, inicialmente, “para que Andalucía afronte con fuerza ese día ‘D’ en el que iniciamos un nuevo tiempo con nuevos retos”. Esa alianza, además, trabajará sobre seis ejes: la educación, la integración social, la Andalucía verde, la innovación, la digitalización y el empleo y el emprendimiento.

En su comparecencia ante la Diputación Permanente celebrada en el Parlamento andaluz, Moreno ha subrayado que, a corto plazo, nada volverá a ser como antes. Y ante esa nueva realidad, ha manifestado que Andalucía se está preparando para el futuro inmediato. Así, y tras la anticipación del Gobierno andaluz para afrontar la crisis, ha asegurado que su Ejecutivo hará lo mismo para salir de ella.

En lo que a la salud se refiere, ha hecho hincapié en que la evolución de la enfermedad sigue siendo un enigma, por lo que es fundamental prevenir un segundo rebrote de coronavirus si se produjera. Por este motivo, ha anunciado que, mientras no haya una vacuna o tratamiento eficaz se mantendrá un dispositivo de alerta, por lo que pondrán en marcha un ‘Plan centinela’ similar al de la gripe. “Si hay un rebrote, saltarán rápidamente las alarmas”, ha apostillado. Un aviso que se dará gracias a los profesionales sanitarios en distintos puntos de Atención Primaria que estarán pendientes de detectar sintomatologías compatibles con la Covid-19. Asimismo, se mantendrán infraestructuras sanitarias montadas de forma extraordinaria en el Plan de contingencia y se fortalecerá el Plan de Alta Frecuentación para la gripe del próximo invierno. En este sentido, ha asegurado que el Gobierno andaluz va a poner todo su empeño y recursos para construir la marca “Andalucía territorio limpio y seguro”, una marca de seguridad y certeza económica y sanitaria.

Esa hoja de ruta tras el desconfinamiento, también atenderá la fractura en la economía de muchos hogares y negocios. En este punto, ha expuesto que su Ejecutivo, igualmente, buscará dar solución a la nueva situación de los autónomos, promover la contratación de desempleados y garantizar la protección de aquellas personas que no tengan otra salida. Y es que, la gran alianza por Andalucía contempla la reasignación de los fondos europeos, dando protagonismo a las pymes. Para eso, contarán con una nueva Oficina de Proyectos Europeos.

Del mismo modo, este gran acuerdo contará con la colaboración público-privada, que permitirá poner en circulación “más dinero y más proyectos” y, por lo tanto, “más empleo y progreso para Andalucía”, tal y como ha aseverado. En esta línea, ha apostado por la I+D+i, como camino al crecimiento, la competitividad y el empleo, y por las energías renovables. Al tiempo que ha recordado que Europa va a poner a disposición de la economía verde una financiación millonaria. “Tenemos ahí una oportunidad única para generar nuevos empleos en nuestra comunidad”, ha continuado.

Durante su intervención, Moreno ha enumerado las distintas medidas iniciadas por su Gobierno para hacer frente a la emergencia sanitaria por la Covid-19. Momento en el que ha detallado la situación actual del virus en Andalucía, que registra 12.495 casos confirmados y 1.107 fallecidos.

Anticipación, transparencia y ejemplo de gestión del Gobierno andaluz

El presidente de la Junta ha asegurado que luchamos contra una crisis sanitaria global y ha agradecido a la sociedad andaluza la ejemplaridad con la que han actuado durante el estado de alarma, así como el esfuerzo y la serenidad para aceptar el confinamiento y la incertidumbre en tiempos tan difíciles como los que estamos atravesando.

Así, se ha referido a los profesionales sanitarios y sociales y a todos los que están cumpliendo un gran servicio a la sociedad por su importante labor en la lucha contra el coronavirus, a la vez que se ha mostrado orgulloso de la ola de solidaridad que recorre Andalucía.

Moreno ha subrayado que su comparecencia en el Parlamento está enmarcada dentro del compromiso asumido y cumplido de mantener informados puntualmente a los grupos con representación parlamentaria, algo que, según ha dicho, “se ha hecho desde un primer momento”. “Hemos practicado diálogo, transparencia y búsqueda de unidad con la sociedad andaluza a través de sus agentes sociales e instituciones”, ha agregado.

En este sentido, ha explicado que ha comparecido públicamente todas las semanas ante los medios de comunicación, ha mantenido el contacto con las entidades locales y con los emprendedores y trabajadores a través de la Confederación de Empresarios de Andalucía y los sindicatos mayoritarios Comisiones Obreras y UGT.

Además, ha incidido en que en este tiempo ha intercambiado propuestas con los distintos sectores sociales y económicos andaluces, escuchando a los autónomos, a trabajadores y emprendedores de la agroalimentación, a los industriales y entidades sociales y también ha mantenido el contacto con los grupos políticos para analizar la evolución de la situación y las medidas adoptadas.

“Esta comparecencia es un eslabón más de la cadena de gestión de una crisis de una enorme magnitud donde la unidad y la antelación son las mejores aportaciones que podemos ofrecer a Andalucía y al conjunto de España”.

El presidente andaluz ha abogado por luchar todos juntos contra el virus porque esta pelea requiere de la unidad todos y ha afirmado que es importante que los andaluces seamos conscientes de que atravesamos la mayor crisis sanitaria conocida por esta generación.  “Nuestro deber como Gobierno autonómico es afrontarla bajo un mando único en España. Sin renunciar a nuestra capacidad de toma de decisiones. En el marco de competencias atribuidas por nuestro Estatuto de Autonomía y la Constitución bajo las condiciones del Estado de alarma decretado en todo el territorio nacional”.

De este modo, ha insistido en que Andalucía ha hecho que la anticipación sea su principal escudo contra la pandemia manteniendo siempre el respeto y la cooperación con el Gobierno de la Nación, demostrándole en todo momento lealtad institucional y ejerciendo con máxima transparencia.

Ello ha contribuido a que nuestra comunidad autónoma esté por debajo prácticamente en todos los indicadores nacionales sobre el alcance del virus situándose entre las que tiene menor incidencia en España y una tasa de mortalidad inferior a países europeos como Francia, Reino Unido, Suiza o Luxemburgo.

“En ningún caso es un consuelo. Son datos y hechos para contrastar y seguir mejorando. Nos analizamos y comparamos con la humildad que exige esta situación. En Andalucía hemos trabajado con seriedad, rigor y disposición a una acción coordinada para sumar recursos y esfuerzos”.

Moreno ha hecho alusión al talento andaluz que también ha quedado reflejado en la forma de afrontar la crisis del coronavirus con la puesta en marcha de un primer ensayo clínico para un nuevo tratamiento con plasma de pacientes curados o con los respiradores “Andalucía Respira” que ayudarán a salvar vidas

En este punto, ha señalado que la agilidad, la previsión y la determinación en la respuesta del Gobierno andaluz han contribuido claramente a estar mejor armados para esta batalla sin precedentes.

De esta manera, ha recordado algunas de las medidas que el Gobierno andaluz adoptó antes de la orden de confinamiento como son reforzar el personal sanitario, cerrar todos los Centros de Participación Activa dependientes de la Junta, regular las visitas de los familiares a los centros sanitarios para evitar contagios, declarar servicios esenciales para los empleados públicos de la administración andaluza o poner en funcionamiento una línea de teléfono específica y gratuita para atender a las llamadas por el coronavirus para informar a la población.

Otras de las medidas a las que ha hecho referencia son activar un primer plan de contingencia en todas las provincias, cerrar los centros docentes de todas las etapas educativas, suspender la actividad en los centros de día, unidades de estancia diurna y centros ocupacionales o el cierre de parques públicos, playas y todos los establecimientos de hostelería, ocio y comercios.

El presidente de la Junta, que ha reiterado que el hecho de que el Gobierno andaluz se haya anticipado ha contribuido a que se hayan evitado peores consecuencias, ha enumerado algunas de las iniciativas de su Ejecutivo como es la aprobación de un primer paquete de medidas para movilizar 1.000 millones de euros para hacer frente a la alerta sanitaria y dar apoyo financiero a autónomos y pymes, la activación del plan de contingencia 9.000 y 15.000 o la medicalización de hoteles, residencias de tiempo libre y albergues como espacios asistenciales suplementarios.

También ha aludido a otras como intensificar el seguimiento habitual en residencias y centros sociosanitarios asimilados, que atienden situaciones de discapacidad y dependencia, fabricación propia de PCR para hacer test, conseguir autoabastecernos de material sanitario, alojamiento a trabajadores o la incorporación de médicos jubilados.

Más de 130 normas aprobadas ante la emergencia sanitaria

Además de la anticipación al virus, el Gobierno andaluz ha puesto en marcha otras medidas. En concreto, desde la activación del Comité para el Control, Evaluación y Seguimiento de Situaciones Especiales por la alerta por coronavirus, el Ejecutivo andaluz ha aprobado más de 130 normas: 7 Decretos-ley, 19 órdenes, 83 acuerdos de Consejo de Gobierno y 18 resoluciones, entre otras. “El coronavirus ha trastocado todos los ámbitos de nuestra vida. La casuística es enorme y nuestra obligación y empeño ha sido detectar esas situaciones y adoptar medidas prácticas que funcionen”, ha afirmado.

En el ámbito sanitario, entre otras, explica que se ha puesto a disposición una línea de atención telefónica para dar apoyo psicológico a las familias, con una línea especial a la Atención Temprana y se han prorrogado hasta el 30 de junio todos los nombramientos de refuerzo del personal sanitario, que además tendrán el doble de puntuación para la Bolsa de Empleo Temporal. En total, se han suscrito 6.143 contratos adicionales.

Respecto a las medidas sociales, se ha ampliado el reparto de tres comidas al día a 30.000 escolares de familias necesitadas; se han facilitado 6.600 tablets a alumnos de zonas socioeconómicas vulnerables para que puedan seguir sus tareas académicas durante el confinamiento y se ha abierto a las mujeres víctimas de Violencia de Género una nueva forma de solicitar ayuda en las farmacias andaluzas con la clave ‘Mascarilla 19’. Igualmente, se ha facilitado la teleasistencia a más de 3.200 mayores andaluces que viven solos y medidas extraordinarias para acelerar las ayudas al alquiler que se van a aumentar con fondos propios hasta llegar a los 40 millones de euros.

En este contexto, Moreno ha anunciado que, a la agilización de la Renta Mínima ya en marcha para más de 5.000 familias, el Gobierno andaluz aprobará en el próximo Consejo de Gobierno una prestación extraordinaria, valorada en 10,5 millones de euros, para ampliar la Renta Mínima y dar cobertura a otras 4.200 familias sin ingresos.

Por otro lado, ha concretado la ayuda a ayuntamientos y diputaciones, que se traduce en un adelanto de 29 millones de los fondos sin esperar a que el Gobierno de la Nación los transfiera y cuatro millones para ayudar a pequeños municipios a adquirir materiales y se han aprobados ayudas extraordinarias por valor de 2,3 millones para que los municipios atiendan a las personas inmigrantes que viven en distintos asentamientos.

En otro orden de cosas, y ante las perspectivas económicas que prevén una caída sin precedentes, ha recordado que Andalucía es una comunidad especialmente sensible. “El desafío es cuidar que el edificio no caiga y hacerlo aún más sólido para próximas sacudidas”, ha remarcado. Un camino que, según ha señalado, trabajadores y emprendedores “solos no van a poder” recorrerlo. Así, ha reclamado una mayor implicación del Gobierno de España.

El Gobierno andaluz, por su parte, ha procurado liquidez a autónomos y empresas para su supervivencia, ayudándoles a mantener el empleo y agilizando trámites para aligerar sus cargas. “No podemos dejar caer a los autónomos que siguen pagando la cuota a la Seguridad Social pese a estar con ingresos mínimos”, ha destacado, tras resaltar la partida de 50 millones para ayudar a 160.000 autónomos andaluces y el apoyo financiero que ha ofrecido el Gobierno andaluz para el que ha movilizado 600 millones.

Juanma Moreno durante su intervención en el Parlamento.

Juanma Moreno durante su intervención en el Parlamento.

También se ha dado prioridad al pago de proveedores, pagando en marzo 10 días antes que en febrero. De esta forma, han cobrado en una media de 16 días. A su vez, se ha acelerado la devolución de todos aquellos ingresos a los que tienen derecho los contribuyentes, cuestión que deja en manos de unas 190.000 familias más de 330 millones de euros de liquidez, y se han multiplicado los recursos de Empleo al servicio de la tramitación de los ERTE, especialmente ante la situación de colapso del Servicio Estatal de Empleo.

Entre las prioridades del Ejecutivo andaluz, tal y como ha explicado, está el sector agroalimentario, para el que ha abonado más de 87 millones de las subvenciones de la PAC a más de 186.000 agricultores y ganaderos andaluces, y ha puesto a su disposición varias rutas de autobuses para el traslado de los trabajadores del campo.

Para otro sector productivo fundamental para Andalucía como es el turismo, el Gobierno andaluz ya tiene un plan de choque para revitalizarlo tan pronto como se supere esta situación, con medidas económicas, fiscales y de posicionamiento de marca. Sólo en mantener, rehabilitar y reactivar el sector se contemplan ayudas que tendrán un impacto estimado de más de 240 millones de euros en la industria turística y 740 millones en toda la economía andaluza.

Andalucía, preparada para el desconfinamiento

Moreno ha manifestado que Andalucía estará mejor preparada para la transición, porque el Gobierno andaluz ya se está anticipando. Así, ha confirmado que hace más de una semana se constituyó la Comisión Técnica Andaluza para el Desconfinamiento que ya está estudiando qué zonas están preparadas por la baja o nula incidencia del virus, y los posibles escenarios.

Sin embargo, esa actuación no depende de la Junta sino del Gobierno de la Nación, “por eso le he pedido que sitúe a Andalucía entre las primeras comunidades autónomas en poner fin al confinamiento por zonas, de forma gradual y con responsabilidad social”. En esta línea, ha ratificado que desde el primer momento ha asumido “dos grandes encargos”: ejercer plenamente la capacidad del Gobierno andaluz de actuar en el marco de sus competencias y cooperar al máximo con el mando único.

Una implicación que no se ha quebrado pese a que, como ha relatado, “el Gobierno de la Nación no ha convocado nunca a Andalucía para que se involucre en sus decisiones, que han sido conocidas a través de los medios de comunicación. Tampoco cuando acusó al Gobierno andaluz de ocultación de datos, que quedó desmentido por el propio Ministerio de Sanidad; ni siquiera cuando el Gobierno Central anunció llevar ante el Tribunal Constitucional el Decreto-Ley de simplificación burocrática, “aunque con ello se cuestione la Autonomía”.

Al hilo de esto, ha recordado que el Gobierno de España rectificó tras ser advertido por el Gobierno de Andalucía, entre otras cuestiones, en el cierre de fronteras aeropuertos y puertos, avisando de problemas de suministro de material sanitario por falta de experiencia en la compra centralizada, de los test rápidos, el colapso por los ERTE o de la homogeneización de los datos oficiales. Y también ha sentido que en España no haya una planificación y una coordinación para no generar tantas confusiones.

En este punto, ha declarado que el Gobierno andaluz sigue reclamando suministro de material sanitario, test rápidos y fondos para hacer frente a esta crisis. Respecto a esto último, el presidente ha afirmado que la financiación extra de 14.000 millones que aseguró el Gobierno de España que habría no es un dinero adicional, sino un adelanto de las cantidades correspondientes a las autonomías en 2020 al margen de la gestión del coronavirus. Así, de los únicos fondos anunciados a Andalucía le corresponden 100 millones de euros. Sin embargo, han pasado 40 días “y a Andalucía no ha llegado ni un solo euro”.

Este hecho, ha expresado Moreno, ha obligado al Gobierno andaluz a trabajar sin los fondos prometidos, con los propios recursos de la Administración andaluza que, a su juicio, son insuficientes. Así, se han previsto más 350 millones adicionales en gasto sanitario y 1.800 millones derivados de la necesidad de replantear la asistencia sanitaria. Por eso, ve urgente y necesario convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera para abordar la financiación autonómica, la recuperación de los 430 millones de las políticas de empleo, la decisión sobre las devoluciones del IVA a empresarios y autónomos, que en Andalucía supondrían entre 1.500 y 2.000 millones de liquidez para pymes y autónomos, y el pago del IVA adeudado las comunidades autónomas.

Igualmente, ha invitado al Gobierno Central a aprovechar la política fiscal y monetaria expansiva de la Unión Europea para reestructurar la deuda autonómica y reclamar agilización de los fondos europeos, la reforma de los reglamentos de la UE y aprovechar la gran oportunidad que ofrece el Pacto Verde Europeo para la sostenibilidad y para la salida de la crisis por la generación de empleo que facilita la

economía verde. “España tiene que desplegar diplomacia exigente e inteligente en el ámbito europeo”, ha observado. Momento en el que ha solicitado al Parlamento “voces de respaldo a esta petición”.

Por otra parte, ha enumerado otras medidas reclamadas al Gobierno central como la rebaja del precio de la electricidad para el sector agrícola y ganadero y un plan nacional de rescate a la industria turística. Sólo en Andalucía pueden registrarse pérdidas de 15.000 millones de euros y 140.000 empleos.

Durante su intervención, el presidente andaluz le ha dado el pésame a todas las familias y amigos de las personas fallecidas por coronavirus y ha convocado a todos los andaluces a guardar tres minutos de silencio el próximo domingo, antes de los aplausos a nuestros profesionales, y a colgar en sus ventanas y balcones cualquier demostración de reconocimiento y de recuerdo a todos los que han perdido la vida durante esta pandemia. “Ahora más que nunca, los andaluces nos necesitan tomando decisiones, acertando en las previsiones y dando soluciones rápidas a las nuevas necesidades surgidas como consecuencia de esta gravísima crisis”, ha apostillado.

El presidente andaluz detalla que se movilizarán hasta 4.000 millones de euros, inicialmente, para que la comunidad afronte con fuerza el nuevo tiempo tras el estado de alarma

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*