Opinión



El Ayuntamiento de Huelva limpia, por fin, los plásticos y hojarasca de los laterales de la avenida Costa de la Luz

Tras la queja publicada en Huelvared, ante el temor de que se atascaran las alcantarillas y provocasen inundaciones

Limpieza de hojarasca de los laterales de la avenida Costa de la Luz esta mañana

A las pocas horas de publicar nuestra queja sobre lo sucia que estaba Huelva tras el confinamiento, a pesar de haber tenido tiempo para limpiar durante todo el tiempo que estuvimos en casa sin salir, hoy sábado la empresa de limpieza que trabaja para el Ayuntamiento de Huelva procedía finalmente a limpiar la avenida Costa de la Luz y hacía presencia en la zona donde hicimos las fotografías que publicamos en Huelvared. Las zonas laterales se habian quedado llenas de pláticos y hojarascas, a veces agolpadas junto a alcantarillas, lo cual nos hacía temer que con las próximas lluvias -que no han tardado mucho en aparecer-, se pudieran atascar y provocar inundaciones.

Pero hoy han madrugado, no eran ni las 9 de la mañana cuando ya se encontraban realizando su tarea, por lo que hay que felicitar al Ayuntamiento capitalino que se ha dado prisa en subsanar la falta de limpieza en una zona permanentemente castigada, como es el barrio Nuevo Molino. El camión de limpieza ha hecho su trabajo primero en el ala derecha de la avenida Costa de la Luz en dirección al puente y después, tras segurante ir a descargar la suciedad, ha vuelto para limpiar la otra parte de la avenida, en dirección a la plaza de Toros. 

Justo a tiempo, porque esta tarde, hace apenas unas horas, llovía copiosamente en la capital y de no haber sido limpiado esa basura junto a las alcantarillas podría haber causado algún mal mayor. Ahora confiamos en que en unos días veamos limpio también el paseo marítimo junto a las Marismas del Odiel.

Todo perfecto y únicamente lamentar el toque de atención que uno de los operarios de dicho servicio de limpieza ha dado a quien realizaba una fotografía del “acontecimiento”. El operario ha indicado al fotógrafo que no tomara imágenes del camión y al continuar haciéndolas le ha instado a pedir permiso a la empresa. A  continuación, en un arrebato digamos “infantil” ha comenzado a fotografiar con su móvil al “vecino fotográfo”, que gustosamente tras el incidente, del que hemos sido testigos, nos ha cedido las imágenes para su publicación. ¿Qué era lo que temían?, ¿estaban haciendo algo malo?, ¿desde cuándo no se puede fotografíar a quien hace un trabajo para el Ayuntamiento y a cuya nómina contribuimos los ciudadanos?

Increíble la actitud de algunos que se creen jueces y árbitros. Y no, son empleados de Ferrovial, una empresa que realiza una tarea en concreto para el Ayuntamiento de Huelva, al que todos contribuimos con nuestros impuestos y al que los ciudadanos en general y los medios de comunicación, en particular, tenemos la obligación de exigir que todo esté en condiciones.

 

 

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*