Cruz promete “presencia policial permanente” hasta el desalojo de los okupas de El Molino

Los vecinos llevan meses denunciando la inseguridad creada en el barrio

El alcalde se ha reunido con una representación vecinal del Molino de la Vega

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha expuesto este martes a una representación vecinal del Molino de la Vega, reunidos en la sede de la AVV Nuevo Molino, las pautas de actuación del Ayuntamiento para atajar “a la mayor brevedad” el problema de ocupaciones ilegales en inmuebles de la calle Macías Belmonte de esta barriada y ha anunciado que “habrá presencia policial hasta que el edificio se desaloje”.

Este compromiso del alcalde llega tras las numerosas protestas de los vecinos de la zona, cansados de la inseguridad ciudadana creada por los okupas y la “pasividad” de las distintas administraciones para solventar con urgencia esta situación.

En este encuentro, el regidor ha estado acompañado por el teniente de alcalde de Urbanismo, Medio Ambiente y Transición Ecológica, Manuel Gómez Márquez, y también han acudido representantes de diferentes grupos de la oposición municipal.

El primer edil ha refrendado el compromiso de “poner todos los recursos que tenemos en nuestras manos para resolver el problema cuanto antes, pues los vecinos están viviendo una situación insostenible”. Cruz ha esgrimido que “esta situación, aunque compleja, tenemos que resolverla pronto y, lo más importante, sin cabos sueltos, poniendo en marcha los mecanismos pertinentes para evitar que esta situación se reproduzca en otro sitio”.

Asimismo, el regidor ha avanzado que desde el Consistorio se hará un requerimiento a los propietarios para que se selle la edificación en cuanto se produzca el desalojo. “También seguiremos trabajando el tema desde los Servicios Sociales abordando la situación de familias vulnerables y menores”, ha señalado, incidiendo, por otra parte, en que “la colaboración ciudadana es fundamental, así como dotarnos de un procedimiento para detectar este tipo de situaciones y darle respuesta inmediata”.

Continuas trifulcas

Los vecinos de la zona ya han mostrado su malestar en numerosas ocasiones por las “trifulcas” que montan los ocupas de la calle Macías Belmonte. Algunos de ellos son los mismos que ocuparon durante varios años un local de la Avenida Costa de la Luz del Nuevo Molino y que, tras ser desalojados después de las múltiples protestas de los vecinos, se han trasladado a esta calle.

El último suceso serio protagonizado por estos okupas tuvo lugar el pasado 6 de junio, a consecuencia de una disputa que se saldó con un joven de 19 años herido por apuñalamiento y la detención del supuesto agresor.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*